El jefe del Movimiento Sin Miedo (MSM) de Bolivia, Juan del Granado, respaldó este domingo la decisión del presidente Evo Morales de acudir a la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya para volver al océano Pacífico. 

Aunque Del Granado aclaró que esta iniciativa no debe ser encabezada por intereses político partidarios.

“El Movimiento Sin Miedo considera correcta la decisión de que Bolivia acuda a todos los mecanismos para la concreción de la reivindicación marítima, tanto en el diálogo directo o en los tribunales internacionales”, aseguró Del Granado en rueda de prensa. 

El líder de los Sin Miedo detectó cuatro elementos para lograr un consenso nacional en torno a la demanda marítima.

El primero es que la estrategia marítima no debe ser un elemento de tratamiento de connotaciones político partidarias de corto plazo. 

Un segundo eje es recurrir a todos los mecanismos internacionales posibles para solucionar el diferendo. 

El tercer elemento es la ejecución de un plan jurídico internacional para lograr un fallo favorable, y un último planteamiento consiste en que la creación de la Dirección General de Reivindicación Marítima debería trascender cualquier límite burocrático gubernamental.

“No podría ser esta Dirección un escenario de funcionarios del Poder Ejecutivo, sino al contrario, debería ser (un espacio) de confluencia de todos los entendidos en la materia y donde se trace una política de corto, mediano y largo plazo”, recomendó.

Del Granado indicó, además, que el gobierno de Evo Morales debe explicar el escenario en que se encuentra la agenda de los 13 puntos con Chile.