La Paz. El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Bolivia, Eugenio Rojas planteó este jueves la legalización y utilización de ‘informantes’ en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y la seguridad del Estado.

Explicó que la futura Ley de Sustancias Controladas que reemplazará a la Ley 1008 establece que los informantes puedan ser los “capturados, cómplices o parte del tráfico de drogas".

"El informante podría bajar su penalidad, pero eso hay que discutirlo en la Asamblea", sostuvo.

La polémica por el informante surgió luego de la difusión, el 13 de enero, de un video donde se observa la entrega de US$31.500 a Ignacio Villa Vargas, El Viejo, para que supuestamente abandone el país. Villa fue considerado testigo clave en el caso terrorismo.

Con respecto a los informantes en el tema de seguridad del Estado, explicó que coadyuvarían, sobre todo, en temas de prevención. "Ahora, en el tema del terrorismo también tiene que haber alguien que informe", expresó.

Rojas dejó para el debate el cómo se puede recompensar al informante, aunque adelantó que ello debe ser parte de una ley.

El senador opositor Bernard Gutiérrez calificó como "insólito y nefasto" la utilización de informantes. Su colega Centa Reck teme que se pretenda cambiar "lo jurídico, y convertir a un informante en un testigo para darle todo el respaldo".