El presidente de Bolivia, Evo Morales, demandó a Chile en la cumbre de la Celac-UE una solución al "derecho" boliviano de una salida soberana al Pacifico y pidió a los países de ambos bloques participar en una solución pacifica de este diferendo que se arrastra desde hace más de 100 años.

El presidente chileno Sebastián Piñera cuestionó en el mismo escenario que Bolivia ponga en la mesa de la cumbre un tema que consideró bilateral y zanjado con el Tratado de 1904, que –aseguró– su país cumple otorgando libre tránsito.

Santiago de Chile es sede de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y la Unión Europea (UE), donde están presentes más de 30 jefes de Estado y de Gobierno. En los primeros minutos de su intervención, Morales puso en la mesa del foro internacional la histórica demanda boliviana.

"Bolivia no olvida, no olvidará; Bolivia no calla ni callará (su demanda) hasta que retorne al Pacifico con soberanía y por eso mi pedido a todos ustedes presidentes y presidentas su participación en una solución pacífica", sostuvo y añadió que la demanda nacional "no es una reivindicación, es un derecho".

Chile arrebató a Bolivia su salida soberana al Pacifico en la guerra de 1879. En 1904 se firmó un Tratado que fijó los límites tras la guerra, sin embargo La Paz denunció que el documento fue firmado bajo presión y que no es cumplido, precisamente en lo relativo al libre tránsito.

Piñera respondió que su país está dispuesto a dialogar con La Paz sobre el tema del mar en la búsqueda de soluciones útiles, concretas y factibles bajo el principio de respeto al Tratado de 1904.

"Lamento una vez más (que Bolivia) levante un tema que es de carácter bilateral...Chile cumple sus tratados y que es natural que pida y exija a quienes han firmado los tratados que también los cumplan", afirmó en respuesta a Morales.

Santiago y La Paz iniciaron en 2006 un proceso de diálogo sobre la base de una agenda de 13 puntos, en la que está el tema mar. En 2011 el Gobierno boliviano anunció que el diferendo será llevado a tribunales internacionales ante la falta de respuestas chilenas a la demanda.

"Chile mantiene la más firme voluntad de diálogo entre los dos países encontrar todos las soluciones útiles, factible y concretas para ambos países de forma de contribuir al desarrollo de la hermana república de Bolivia", expresó Pinera.

Morales no tuvo el derecho a la réplica, aunque en parte de su intervención señaló: "No hay tratados ni convenios internacionales que resistan frente a los derechos de los pueblos".

El vicecanciller Juan Carlos Alurralde aseguró desde Chile a la estatal Patria Nueva –que transmitió la intervención presidencial– que "es falsa" la posición de Piñera cuando asegura que el Tratado se cumple.

Uno de los acuerdos del Tratado es la construcción y operabilidad del ferrocarril Arica-La Paz. El ferrocarril no está en operaciones, aunque Chile en los últimos meses trabaja en restablecer el tránsito ferroviario.