El gobierno de Bolivia arrancó este viernes el proyecto de construcción de la "Casa Grande del Pueblo", que en 2016 reemplazará al republicano Palacio de Gobierno, con la suscripción del contrato para la construcción y fiscalización de obra.

"Ya no es lujo, además está hecho por arquitectos bolivianos, por nuestros profesionales (...) ahora tendremos un nuevo Palacio de Gobierno", afirmó el presidente Evo Morales.

El mandatario firmó el documento de construcción en el hall del Palacio Quemado, donde además se mostró el video de una visita virtual a lo que serán esas instalaciones.

Morales que arribó de su viaje en Roma, manifestó su complacencia por el emprendimiento de la nueva obra.

Lamentó que algunos bolivianos protesten cuando se habla de la Casa Grande. "La Paz es sede de Gobierno y desde La Paz se administra a toda Bolivia por lo que debemos construir más edificios para servir mejor a Bolivia", fundamentó.

La obra se levantará en un terreno de 1.877 metros cuadrados, en la parte posterior al actual Palacio de Gobierno. Se trata de un edificio de 28 pisos con más de 30.000 metros construidos, que además de los despachos para el trabajo de la Presidencia, incluirá a la Vicepresidencia y tres ministerios.

El jefe de Estado destacó la importancia de la obra porque dijo que marcará un cambio en el concepto de administración del Estado que nació junto al Palacio durante la vida republicada y que marcaba una relación de arriba hacia abajo con el pueblo.

Pidió a los ejecutivos de la empresa constructora que trabaje los siete días de la semana para cumplir con su compromiso de entregar la edificación hasta el 22 de enero de 2016.

Sobre los ambientes del actual Palacio de Gobierno, dijo que estos quedarán para el turismo, "como museo para ver cómo era el Palacio colonial".

La obra, que costará US$33,2 millones, incluye un helipuerto, un auditorio con capacidad para 1.000 personas, varias salas de reuniones con tecnología de punta, además de salas para conferencias de prensa y gabinetes de trabajo para los funcionarios públicos.

El diseño de la Casa Grande del Pueblo rescata las características de la arquitectura tahuanacota de solidez, sencillez, monumentalidad y simetría.

La Casa del Pueblo tendrá 29 niveles, 23 destinados a despachos, salas de reuniones, oficinas, auditorios y parqueo presidencial, dos helipuertos, tres sótanos y un nivel para ventilación.

Además de la firma del contrato para la construcción de la Casa Grande del Pueblo, también se firmó el contrato con la empresa que supervisará la obra.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, a nombre del gobierno suscribió ambos contratos y por parte de la empresa Tauro que construirá la obra lo hizo Marco Ayala, mientras que Rolando Grandi firmó por la tarea de fiscalización.

"Cada época crea sus símbolos, cada ciclo histórico crea sus símbolos y era importante que nuestro proceso de cambio forjara su símbolo arquitectónico y hoy la Casa Grande del Pueblo será un símbolo del proceso de cambio", aseveró.

Dijo que el gobierno seguirá de cerca el avance de la construcción y para que se cumplan los plazos y especificaciones.