La Paz, Xinhua. Ante el alto índice de consumidores y víctimas del tabaco y el incumplimiento a un decreto reglamentario vigente, el Senado en Bolivia promueve una Ley Antitabaco para endurecer medidas como prohibir fumar en todo ambiente público, además de restricciones de auspicio y publicidad con cigarro.

"Tenemos una ley de ratificación de un Convenio Marco para el control del tabaco, que fue reglamentado por decreto y que lamentablemente no se cumple, lo que pretendemos es tener una nueva medida legal, una de las más rigurosas de Latinoamérica", afirmó el proyectista de la medida legal, el senador de la opositora Convergencia Nacional (CN), Bernard Gutiérrez.

Aunque el gobierno, gobernaciones, municipios y otras entidades también trabajan en endurecer las medidas para bajar el alto índice de fumadores en Bolivia, como el incrementar impuestos a este sector.

En Bolivia existen casi tres millones de fumadores, lo que representa el 30% de la población total. De esa cantidad, el 30% tiene menos de 17 años, según el informe del 2012 denominado "La epidemia del tabaquismo y su control en Bolivia" del Ministerio de Salud.

El senador expresó su preocupación porque el 30% de la población que fuma, sean menores de 17 años. Además el informe oficial señala que siete personas mueren cada día en Bolivia por enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Entre los aspectos fundamentales de la normativa, está la prohibición de realizar el auspicio de todo tipo de actividad por parte de las empresas tabacaleras, ya sea de entretenimiento, diversión o cualquier otro; está también la prohibición de ofrecer cualquier tipo de compensación por la compra de productos elaborados con tabaco, como ser la donación o el derecho a participar en un juego, sorteo o concurso

El país está suscrito al convenio internacional de control del tabaco y cuenta con la Ley 3029, del 22 de abril de 2005, que tiene su reglamentación a través del DS 29376, del 12 de diciembre de 2007, para el control del consumo del tabaco.

En la actualidad sólo se cumple con la inserción de pictogramas en las cajetillas, que muestran los daños del consumo de tabaco, como el cáncer y deterioro de órganos, reconocieron en el Ministerio de Salud.

Más impuestos para el tabaco. Un mayor gravamen impositivo para afectar las ventas y declaratoria de todos los ambientes públicos y privados libres del humo de cigarrillo son dos de las principales acciones que analiza el Ministerio de Salud contra el tabaco.

Esta determinación es considerada por una comisión interinstitucional conformada por cinco ministerios, gobiernos municipales, Policía, Aduana, universidades y movimientos sociales.

Además se determinó que funcionarios de Impuestos, Aduana, alcaldías y Policía realizarán batidas coordinadas en centros comerciales, establecimientos de salud y educación, terminales aéreas y terrestres para evitar el comercio ilegal del tabaco, además del control del consumo enáreas prohibidas.

El técnico de la Unidad de Promoción de la Salud, del ministerio del área, Willy Alanoca, informó que las acciones se realizarán en el marco del acuerdo suscrito entre las instituciones que crearon la Comisión Interinstitucional de Prevención y Control al Tabaco, durante un encuentro en la ciudad de Santa Cruz, el 26 de abril.

Alcances. El senador Gutiérrez dijo que el proyecto de ley a considerase en el Senado tiene el objetivo central es pretender regular y prevenir el consumo de los productos elaborados con tabaco en el país.

Entre los aspectos fundamentales de la normativa, está la prohibición de realizar el auspicio de todo tipo de actividad por parte de las empresas tabacaleras, ya sea de entretenimiento, diversión o cualquier otro; está también la prohibición de ofrecer cualquier tipo de compensación por la compra de productos elaborados con tabaco, como ser la donación o el derecho a participar en un juego, sorteo o concurso.

Asimismo, se establece la prohibición de la venta de productos elaborados con tabaco en un perímetro de 100 metros alrededor de recintos escolares, así como también se establece la prohibición de vender cigarrillos de manera unitaria.

En cuanto a los lugares en los que no está permitido fumar la ley establece, entre otros, todo espacio cerrado que sea accesible al público, en las galerías, tribunas y canchas de los estadios, en los hoteles, pubs, karaokes, restaurantes, discotecas, lenocinios y casas de juego.

Además se prohíbe fumar en centros de atención o de prestación de servicios abiertos al público en general, hoteles, hostales, residenciales, alojamientos o cualquier tipo de instalación que brinde el servicio de hospedaje, incluidas las habitaciones de los mismos.

2659

 

Cualquier otro espacio cerrado destinado al acceso de público, en forma libre o restringida, paga o gratuita, medios de transporte público de pasajeros, estaciones terminales de transporte, recintos donde se expendan cualquier tipo de combustibles, lugares en que se fabriquen, procesen, depositen o manipulen explosivos, materiales inflamables, medicamentos o alimentos, dependencias de órganos del Estado.

Entre otras novedades del proyecto de ley, se establece sanciones en caso de infringir la norma, tanto para el consumidor como para quien comercialice productos hechos con tabaco, mismas que van desde sanciones pecuniarias hasta clausura de recintos.