El Código Niño Niña Adolescente vigente desde este jueves, en Bolivia, regula el trabajo infantil, castiga con 30 años de cárcel el infanticidio, acelera trámites y otorga dos años de inamovilidad laboral a quienes adopten, entre otras medidas. El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, explicó que la normativa logró un "justo equilibrio" con acuerdos internacionales en la materia.

García promulgó el Código (Ley 548) en un acto realizado en el palacio de gobierno, donde informó que sus artículos fueron fruto de un análisis de la realidad boliviana sobre este grupo social y un debate que logró un "justo equilibrio" con los convenios internacionales.

"Costó porque había un conjunto de convenios internacionales que el Estado ha firmado referidos a los derechos de los niños niñas adolescentes y existe una realidad, una realidad boliviana, una herencia, una forma de trabajo, una modalidad propia de lo que es el trabajo y la situación de los niños y adolescentes de nuestro país. Fácil era promulgar una ley en correspondencia con los convenios internacionales, que no se iba a cumplir, que no se iba aplicar porque la realidad tiene otras características, otras necesidades", justificó.

El Código fue suspendido durante su tratamiento porque los niños trabajadores organizados exigieron bajar la edad para permitires acceder a una opción laboral.

Hoy, el Código permite el trabajo por cuenta propia entre los 10 a 12 años, principalmente vinculado al familiar; el remunerado de 12 a 14 años, con autorización de los padres y de instancias como la Defensoría de la Niñez; y de 14 a 18 años, bajo cumplimiento de los derechos laborales.