La Paz. El gobierno de Bolivia reafirmó su vocación pacifista ante cualquier provocación o posibles movimientos de tropas de parte de Chile en la frontera de ambos países.

La ministra de Comunicación de Bolivia, Amanda Dávila, consideró que en "estos tiempos que corren no existe posibilidad alguna de actitudes guerristas" en Sudamérica.

La vocera gubernamental parafraseó al presidente Evo Morales, quien subrayó que, llegado el caso, "Bolivia sabrá defender su soberanía con la fuerza de todos los bolivianos".

Empero, la portavoz gubernamental manifestó que esos presuntos aprestos militares no son vistos como una "actitud amenazante".

"El gobierno del presidente Evo Morales no ve en ello una actitud amenazante. Todos los países tienen derecho soberano a disponer discrecionalmente el desplazamiento de tropas en su territorio", enfatizó la funcionaria.

La ministra justificó su posición al señalar que Argentina y Brasil recientemente movilizaron soldados en las áreas fronterizas de Paraguay y Bolivia, sin que ello implique una actitud belicista.

Un rumor sobre un movimiento de tropas del Ejército de Chile agitó a los sectores políticos y dirigenciales en Potosí, cuya gobernación proyecta la utilización de un 30% del caudal de las aguas manantiales del río Silala en un proyecto piscícola.

Este río abastece a través de un sistema de acueductos artificiales a varias ciudades de norte de Chile, y a la mina cuprífera de Chuquicamata, la más grande a tajo abierto del planeta.

Los manantiales del Silala, que desde 1906 entregan un promedio de 14.000 litros por segundo a Chile, se encuentran en la jurisdicción del departamento Potosí, en una zona casi desértica, donde llueve no más de 50 mililitros al año.

Pobladores de Quetena, en la zona donde nacen las aguas del Silala en la frontera con Chile, denunciaron que tropas chilenas iniciaron movimientos en el territorio próximo a la frontera, tras conocerse que Bolivia iniciará un proyecto de explotación piscícola con aguas del manantial.

El gobernador de Potosí, Félix Gonzales, anunció que se comunicará con la cancillería para verificar la información.

"Es una información que seguramente la Cancillería ya confirmará si Chile está movilizando tropas donde están nuestras aguas del Silala. Seguramente nuestra cancillería hará la intervención correspondiente o hará la nota para que pueda confirmar este extremo".

Gonzáles señaló también que la gobernación continúa trabajando con el proyecto productivo para los habitantes del lugar y la generación de fuentes de trabajo.

En tanto, el Consulado General de Chile negó que haya movimiento de tropas en la frontera, pero añadió que una patrulla de 10 soldados realiza tareas humanitarias en Ollague, y dijo que se trata de actividades que se realizan de manera periódica.