La Paz. La decisión del Tribunal de Justicia con sede en La Haya de rechazar la demanda de Bolivia contra Chile para negociar una salida al océano Pacífico, sigue generando reacciones en ambos países, especialmente en el primero, donde sus autoridades han sido criticadas.

Los cuestionamientos a las autoridades bolivianas han sido tanto internas como desde Chile, tal como fue el caso de las palabras del presidente Sebastián Piñera y el exmandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000), quienes hicieron un llamado a La Paz a acatar el fallo pero aclarando que están abiertos al diálogo.

Pero al ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary, no le gustaron las palabras de Frei, quien afirmó que “sería ideal que el próximo año tengamos un presidente electo de Bolivia que esté dispuesto a dialogar”, dejando entrever que lo mejor para las relaciones de ambos países es que Morales quede fuera de la presidencia del país vecino.

“Nosotros rechazamos estas aseveraciones, porque la decisión política de quién representa al país lo decide el pueblo boliviano. No aceptamos injerencia de ninguna manera en temas que son de interés de los bolivianos (…) quienes deciden, quién es o no el presidente del país, somos los bolivianos y no actores externos”, dijo Parý en entrevista con el portal Urgente.bo.

El secretario de Estado también se refirió a los dichos de Piñera, quien manifestó que “la vida es mucho más que Bolivia” o que no se podía dialogar si Bolivia insistía en soberanía

“Él intentar direccionar con quién se dialoga o no, es una posición netamente política o de injerencia política, que no contribuye a la buena relación al respeto de la soberanía de los estados”, agregó el ministro.