La Paz, Xinhua. La Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) informó este viernes que este año se dedica principalmente a la fundamentación y estrategia jurídica para demandar a Chile ante una corte internacional por una salida soberana al Océano Pacífico.

"La fundamentación de la demanda comprenderá los principales hechos históricos, diplomáticos, económicos, con relevancia jurídica y prueba histórica que respalden los argumentos presentados", explicó Juan Lanchipa, director general de la Diremar, creada para efectuar la demanda internacional contra Chile por el diferendo marítimo.

Explicó que el trabajo tomará en cuenta los procedimientos que se deben realizar en cada una de las fases de los tribunales internacionales competentes.

"Estos emprendimientos estarán determinados por las actividades que se realizarán a continuación del relevamiento de los documentos históricos, llámese tratados, correspondencia, informes, memorias, libros testimoniales y mapas", manifestó Lanchipa.

El funcionario no precisó la fecha para presentar la demanda ni a la instancia a la que se acudirá.

Bolivia y Chile se enfrentaron en una guerra en 1879, cuando el país andino perdió 400 kilómetros de costa, lo que lo dejó enclaustrado.

En 1904 ambos países firmaron un tratado que fijó la frontera y en 1978, Bolivia y Chile rompieron relaciones diplomáticas.

A la fecha se mantienen relaciones comerciales, en tanto que contactos bilaterales se realizan a nivel consular.

El 23 de marzo de 2011, día en que se recuerda la pérdida del Litoral boliviano, el presidente Evo Morales anunció instaurar una demanda contra Chile ante instancias internacionales con el fin de lograr una salida soberana al océano Pacífico.

Lanchipa manifestó además que en los últimos meses se realizaron "gestiones a nivel internacional relacionadas a la demanda marítima, especialmente ante la Corte Permanente de Arbitraje y la Corte Internacional de Justicia".

Sobre el equipo de asesores internacionales, informó que participarán en reuniones que permitirán establecer los lineamientos, las acciones y medidas que se tomarán en defensa de los intereses nacionales en el tribunal internacional.

"Los estudios que efectuará el equipo de asesores internacionales sobre la base de los requerimientos de Diremar nos darán elementos decisorios a ser utilizados en las fases del proceso contencioso internacional", dijo.

Según Lanchipa, se constituyó un equipo de juristas de primer nivel que defenderá a Bolivia en instancias internacionales y trabajará de manera continua hasta la finalización de la demanda marítima.