En los casos de corrupción están vinculados ex ministros, ex prefectos, entre otros, mientras que el narcotráfico tocó a ex ediles y, recientemente, a un general que trabajó en el Centro de Información y Generación de Inteligencia (Cigein) de la cartera de Gobierno.

Entre los implicados figuran el ex dirigente masista y presidente de la estatal YPFB, Santos Ramírez, quien está vinculado al contrato irregular con la empresa Catler-Uniservice, por más de 86 millones de dólares. El ex ministro de Desarrollo Rural, Hugo Salvatierra, también fue acusado por la irregular entrega de tractores adquiridos por el Estado, según recuento hecho por La Razón.

El vicepresidente del MAS, Sergio Loayza, informó que preocupa la participación de oficialistas en casos de corrupción, aunque alega que en los gobiernos neoliberales existió mayor corrupción. Para el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, esos hechos no sólo preocupan sino que dañan la imagen del Gobierno y del proceso de cambio.

“Lo preocupante es que algunos dirigentes están haciendo uso y abuso de su condición de dirigentes (del MAS) para beneficio individual”, cuestionó. El Ministerio de Transparencia, en diciembre de 2010, reveló que entre los años 2006 y 2010 se recibieron 71 denuncias de corrupción que involucran a 568 funcionarios.

“Es como una familia, el papá confía en los hijos, pero algunos se dedican a ilícitos. ¿Qué puede hacer el papá?, ¿qué puede hacer el Presidente cuando confía en la gente y la gente le paga así?”. Edwin Tupa, parlamentario del MAS.

Entre otras autoridades con denuncias de irregularidades en el ejercicio del cargo, está la ex ministra de Salud, Sonia Polo, vinculada con la firma de extensión de funcionamiento de una empresa de juego. El ex diputado y ex viceministro de Gobierno, Gustavo Torrico, fue involucrado en la supuesta extorsión a menonitas.

Operativos. Casos de narcotráfico también tocan a gente del oficialismo. En diciembre de 2010, el juez de Instrucción en lo Penal, Constancio Alcón, envió a la cárcel al ex alcalde masista de Catacora (Pacajes-La Paz), Justo Zanga, quien fue detenido en una operativo antidroga, junto a una colombiana, con 190 paquetes de cocaína.

Este año, el alcalde del MAS en Calamarca (Aroma-La Paz), Luis Mamani, también fue detenido en posesión de 2.098 gramos de cocaína. (Ver cuadro). Un último suceso involucra al ex jefe antidrogas del gobierno de Evo Morales, general René Sanabria; trasladado a Estados Unidos, desde Panamá, por cargos de narcotráfico.

El general en retiro, fue reclutado para ocupar el Centro de Información y Generación de Inteligencia (Cigein), dependiente del Ministerio de Gobierno. El jefe de Bancada del MAS en Diputados, Edwin Tupa, dijo que en casos de narcotráfico es difícil ejercer un control, por lo que debe apelarse a la conciencia del individuo o el militante.

“Es como una familia, el papá confía en los hijos, pero algunos se dedican a ilícitos. ¿Qué puede hacer el papá?, ¿qué puede hacer el Presidente cuando confía en la gente y la gente le paga así?”, preguntó. Para el senador masista, Fidel Surco, debería haber una purga en filas del MAS, mientras que Loayza informó que a diario reciben denuncias verbales de corrupción que son evaluadas.

El presidente del Tribunal Disciplinario del MAS, Mario Choque, informó que reciben varias denuncias. “Tenemos que cruzar la información y sobre todo tener pruebas”, dijo. Mayor incidencia en la formación política y en la conciencia social, evitarán más casos, dijo Loayza.