El vicepresidente Álvaro García Linera adelantó este lunes que las irregularidades, maltratos y desvíos constatados por una comitiva que se trasladó a Chile, encabezada por el canciller David Choquehuanca, serán utilizados por Bolivia para presentar reclamos, aunque no precisó ante qué instancias.

"Nuestra comisión está allá y está constatando, registrando en el lugar, las irregularidades, los maltratos, los desvíos y toda esa información va a ser utilizada por Bolivia para hacer sus reclamos correspondientes", anunció la autoridad en conferencia de prensa convocada para evaluar las primeras horas del anunciado bloqueo del transporte pesado en el país, sector al que acusó de actuar en contra de los intereses del país.

Ayer, mediante un comunicado, la Cancillería de Chile anticipó que “no aceptará las eventuales conclusiones que pretendan presentarse como resultados de una visita privada”.

García no específico esta mañana ante qué instancia Bolivia recurrirá para llevar su protesta contra Chile, empero criticó la acción "agresiva" de las autoridades chilenas contra Bolivia que, según dijo, se suman a una seguidilla de acciones "prepotentes y abusivas" de maltrato del Gobierno chileno.

Consideró que esta es una actitud "deliberada, es un maltrato silencioso, continuo, sistemático en contra de Bolivia" y que "la protesta contra la presencia de nuestro canciller y nuestro presidente de las cámaras (de transporte) se inscribe en esta larga trayectoria de agresiones que sufre Bolivia".

"Lo ha hecho con el transporte. Ustedes (dirigiéndose a periodistas) han escuchado las versiones de los transportistas, del maltrato, de esas carreteras terriblemente casi casi abandonas. Hay pues toda una actitud de Chile para impedir el progreso y el desarrollo económico de Bolivia. En otros lugares de Chile tenemos carreteras de primera pero en las carreteras por donde va el transporte boliviano parecen carreteras del Siglo XIX", argumentó.

Consideró que esta es una actitud "deliberada, es un maltrato silencioso, continuo, sistemático en contra de Bolivia" y que "la protesta contra la presencia de nuestro canciller y nuestro presidente de las cámaras (de transporte) se inscribe en esta larga trayectoria de agresiones que sufre Bolivia".

La comitiva boliviana viajó la madrugada del domingo rumbo a Chile en una visita de dos días para constatar agresiones y maltrato de parte de las autoridades chilenas a los transportistas bolivianos que trasladan mercancías a los puertos de Arica y Antofagasta. La visita originó la protesta de parlamentarios y observaciones por parte de la presidenta Michelle Bachelet y del canciller chileno Heraldo Muñoz.

Choquehuanca y el vicecanciller Juan Carlos Alurralde llegaron hasta el río Lauca, en el punto fronterizo de Chungará. Alurralde indicó que 'in situ' se constató el desvío de sus aguas por obras civiles construidas por Chile como también el mal estado de las carreteras.

En la noche del domingo en Arica, Choquehuanca señaló que residentes y transportistas bolivianos expresaron su deseo por concretar la integración, justicia e igualdad en los puertos chilenos.

García calificó la reacción de Chile ante la visita de Choquehuanca como una actitud deliberada, y parte de "un maltrato silencioso, continuo y sistemático que sufre Bolivia".