Al término de una reunión que se extendió por seis horas, los cancilleres de Bolivia, David Choquehuanca, y de Chile, Alfredo Moreno, informaron sobre la decisión de acelerar el diálogo en busca de una solución al tema mar y de la decisión de alistar una reunión presidencial.

“Estamos con gran premura de hacer las cosas de manera más seria, más profunda, mejor estudiada, pero también con la mayor celeridad”, explicó Moreno, mientras que la declaración conjunta señala que “buscarán alcanzar resultados tan pronto como sea posible, sobre la base de propuestas concretas, factibles y útiles...”.

El jefe de la diplomacia chilena llegó al aeropuerto de El Alto a las 12.30 de este lunes, acompañado de su vicecanciller Fernando Schmidt y otros 10 funcionarios. En Santiago, expresó que iniciaba su visita oficial “con muchas expectativas", y ya en La Paz dijo: “Vamos a trabajar mucho, con mucho esfuerzo, de manera de poder ir avanzando en los temas que tenemos con Bolivia".

Cerca de las 20.00, ambos cancilleres ofrecieron una conferencia de prensa conjunta. Consultado sobre la posible cesión de un corredor a Bolivia al norte de Arica en lugar de un enclave marítimo, Moreno respondió que el diálogo en esta materia se mantiene en el marco de la reserva.

Debe haber “cierto grado de reserva y confidencialidad hasta los momentos en los cuales se puedan ofrecer alternativas que realmente la gente pueda evaluar los beneficios y costos para ambos países”, explicó el Canciller chileno. Su visita estuvo precedida por declaraciones del ex vicecanciller Hugo Fernández, quien reveló que en el gobierno de Michelle Bachelet se avanzó en un enclave.

Ambos países trazaron el 2006 una agenda de 13 puntos, en la que está incluida el tema mar.

Reimpulso. En julio del 2010 fue la última vez que se reunieron las comisiones técnicas formadas el 2006. Chile canceló unilateralmente el encuentro previsto para noviembre de 2010, hecho que fuentes del gobierno boliviano atribuyeron a que Chile no tenía una propuesta sobre el mar.

En diciembre, en Brasil, se reunieron los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Chile, Sebastián Piñera, y decidieron reimpulsar el diálogo bilateral constituyendo una comisión permanente de diálogo.

“Los cancilleres de Bolivia y Chile coincidieron en destacar que esta nueva instancia de trabajo es una expresión más de la voluntad que mueve a ambos gobiernos para avanzar de manera progresiva y creativa en la construcción de mayor complementariedad”, señala la declaración conjunta leída ayer por el canciller Choquehuanca.

Plazos. Al consultar la prensa si es posible lograr este año un acuerdo, Moreno explicó que "no hay fórmulas mágicas que Chile pueda decir 'ésta es la solución'", por lo que afirmó que la resolución del diferendo será fruto de un "trabajo mancomunado" que reunirá "los intereses de ambos países".

Reconoció, no obstante, que será "una labor difícil y ardua", pero que Chile y Bolivia pondrán sus mejores esfuerzos. “Estamos poniendo lo mejor de nosotros mismos, de nuestro esfuerzo, de nuestras capacidades para hacer un cambio histórico en lo que ha sido la relación entre Chile y Bolivia”, insistió el Canciller.

La Constitución Política de Bolivia refiere en el artículo 267 el derecho irrenunciable e imprescriptible sobre el acceso soberano al Pacífico. El ar-tículo noveno transitorio añade que se denunciará o renegociará los tratados que sean contrarios a la Constitución.

El Tratado de 1904, entre Chile y Bolivia, prevé los nuevos límites producto de la guerra. Choquehuanca afirmó que la revisión del Tratado se lo hará en su oportunidad, “en las instancias correspondientes”.

Para la autoridad boliviana, una mayor complementariedad posibilitará forjar una relación bilateral de mutuo enriquecimiento, fundada en el respeto, diversidad y confianza.

Moreno reconoció que existen coincidencias y divergencias, aunque no especificó en qué temas. “En algunos puntos tenemos fortalezas para avanzar, en algunos temas tenemos diferencia de opinión”, sostuvo y reiteró que se busca “soluciones concretas, factibles, que las llevemos a la práctica, cosas para que la gente esté mejor”.

Respecto a las declaraciones de Fernández, dijo que llamó la atención. “Más allá de eso de bondades o no, lo que se quiere es reiterar el mensaje central: que Bolivia y Chile están trabajando para resolver el tema del mar en base al diálogo”. En la reunión se analizó el avance de temas como recursos hídricos (Silala) y la rehabilitación del ferrocarril Arica-La Paz. No se puso fecha para un próximo encuentro.

Solución de tipo pragmática. El ex cónsul en Chile, general de Ejército y senador del MAS, Freddy Bersatti, plantea que el tema de la soberanía debe ser progresivo y sostiene que “se hubiera avanzado más” con la ex presidenta Michelle Bachelet. El legislador considera que se deben buscar soluciones pragmáticas. En la reunión de ayer no se informó sobre la fecha de la próxima reunión de los cancilleres de ambos países.

Sin interés de entrega de enclave. Chile no tiene interés en constituir un enclave en su territorio para Bolivia, dijo el canciller chileno, Alfredo Moreno, ante la revelación de que ése fue el ofrecimiento hecho por la ex presidenta Michelle Bachelet para solucionar el tema de la demanda marítima de La Paz.

La obligación del Gobierno chileno es "velar siempre por la soberanía de Chile", por lo que advirtió que "no está en el mejor interés de Chile constituir un enclave en su territorio", en declaraciones que reprodujo este lunes el diario El Mercurio.

En La Paz, Moreno afirmó que le llamó la atención las declaraciones (del ex vicecanciller Hugo Fernández) en un diario boliviano un día antes del encuentro con Choquehuanca sobre una supuesta fórmula para resolver el conflicto marítimo con Bolivia. Aseveró que esa supuesta fórmula “no fue conocida públicamente nunca antes”.

En Santiago, el canciller Moreno aclaró, no obstante, que en 10 meses de gobierno se produjeron ocho reuniones bilaterales entre los presidentes chileno Sebastián Piñera y boliviano Evo Morales y que "se han invertido muchos recursos para avanzar".

Moreno se reunió este en La Paz con su homólogo boliviano, David Choquehuanca, en la segunda reunión de una comisión bilateral permanente creada por los presidentes de Chile y Bolivia, y que tiene en primer plano la demanda marítima boliviana.

El ex vicecanciller de Bolivia, Hugo Fernández, dijo a un diario boliviano el domingo 6 de febrero que durante su gestión se trató con el gobierno de Bachelet (2006-2010) la posibilidad de obtener un enclave en territorio chileno, para solucionar la demanda marítima boliviana.

Se trata de "un tamaño insignificante para Chile, pero importante para Bolivia", puntualizó Fernández.