Santiago. El vicepresidente boliviano, Álvaro García, afirmó que su país no presionará a Chile para exigir avances en los 13 puntos de la agenda bilateral -que incluye la demanda de Bolivia de una salida al Pacífico-, debido a que el país austral está pasando por un momento complicado tras el terremoto del pasado 27 de febrero.

Después de una reunión en Santiago con el presidente chileno, Sebastián Piñera, que estuvo lleno de cordialidad entre ambos países, García Linera señaló que "Chile ha atravesado una tragedia recientemente y es algo que uno tiene que saber esperar, entender y encontrar el tiempo propicio para avanzar nuevamente en los puntos", señaló La Tercera.

Por su parte, el canciller chileno, Alfredo Moreno, al evaluar la cita señaló que “ha sido una reunión muy satisfactoria donde hemos tocado todos los temas de la agenda, creo que ha sido un primer paso para la primera reunión que vamos a tener en el mes de julio por las reuniones bilaterales”.

Entre los temas que las autoridades chilenas y bolivianas abordaron se cuenta la cooperación económica, el uso de los puertos, el manejo integrado de la frontera y el control al narcotráfico, dijo La Nación.

La autoridad boliviana sostuvo que “nuestros gobiernos tienen muchos temas que trabajar rápidamente, nuestros interés inmediato es la lucha contra el narcotráfico”.

En el encuentro, el presidente chileno invitó a su par boliviano, Evo Morales, a visitar el país para las celebraciones del bicentenario en septiembre.