La Paz, Xinhua. Bolivia decidió este miércoles asumir su reclamo a Chile de una salida soberana al oceáno Pacífico como "política de Estado" por encima de cualquier diferencia ideológica y partidaria y gobiernos que puedan estar al frente del país.

El presidente Evo Morales acordó impulsar esta política de Estado con cinco de sus antecesores en el cargo y cinco ex cancilleres bolivianos, durante una reunión de más de tres horas en instalaciones de Palacio Quemado, sede de operaciones del gobierno.

"Lo fundamental es la voluntad del presidente Evo Morales y su gobierno, de hacer de la demanda marítima boliviana una política de Estado, por encima de los gobiernos que pudieran sucederse o por encima de las diferencias partidarias e ideológicas que pueda ejercer la oposición", declaró el ex mandatario Jaime Paz Zamora.

Paz Zamora fue el encargado de transmitir la conclusión de la reunión que concitó la atención de la prensa.

A las 15:00 hora local (19:00 GMT) ingresaron a la casa de gobierno los ex presidentes Eduardo Rodríguez Veltzé (2005), Carlos Mesa (2003-2005), Jorge Quiroga (2001-2002), Jaime Paz Zamora (1989-93) y Guido Vildoso (1981-82), y los ex cancilleres Gustavo Fernández, Carlos Iturralde, Armando Loayza, Carlos Saavedra y Javier Murillo, dos días antes de la conmemoración del Día del Mar, del 23 de marzo.

Después de más de tres horas de reunión, Morales agradeció la participación de sus antecesores y ex cancilleres y calificó el encuentro de "muy positivo".

"(Quiero) agradecer a los hermanos presidentes y hermanos (ex) cancilleres por su aceptación a esta reunión. Saludo y agradezco por su sinceridad, por su aporte en esta profunda reflexión de un tema que es tan importante para Bolivia", dijo Morales.

Añadió que vio en los ex funcionarios "una gran voluntad de estar siempre al lado del pueblo boliviano" y dijo que las consultas sobre el tema marítimo también se extendieron a otros sectores de la sociedad.

En 2011, el presidente Morales convocó a una reunión similar por primera vez, poco después de que anunciara la decisión del gobierno de llevar el conflicto territorial con Chile a tribunales internacionales, sin dejar los intentos de encaminar un diálogo que incluya la demanda boliviana de salida soberana al Pacífico.

En esa ocasión perfiló la formación de un Consejo Consultivo con los ex presidentes.

Esta segunda convocatoria la hizo Morales tras afirmar que "es una pérdida de tiempo" insistir con el diálogo mientras Chile no revise su posición de vetar del mismo la aspiración boliviana.

Tras la intervención del presidente, Paz Zamora, a nombre del resto de sus ex colegas, dijo que el anuncio positivo para los bolivianos y la comunidad internacional, es que de la reunión de ex cancilleres y ex presidentes se definió finalmente Bolivia apuntalar la política marítima con un solo norte.

Señaló que esa es la principal conclusión de la reunión a la que fueron invitados los ex dignatarios por parte de Morales.

"Nuestra participación y aportes se evidenció porque no hemos pensado de qué partido político somos o que diferencias podemos tener con el gobierno y el presidente Morales, sino hemos pensado en que Bolivia necesita una sola política de Estado", dijo.