Rio de Janeiro. El gobierno brasileño anunció este martes una serie de medida para erradicar la lepra del país, enfermedad que actualmente afecta a más de 30.000 personas.

En una rueda de prensa, el ministro de Salud, Arthur Chioro, explicó que en 2014, se detectó un aumento de los casos de lepra en el país, calculada actualmente en 31.568 enfermos.

"Brasil puede eliminar la lepra a través de acciones estratégicas", explicó Chioro, quien aseguró que se está realizando una "búsqueda activa" de enfermos y que se iniciará una campaña para intensificar la divulgación de los síntomas de la enfermedad para incentivar su diagnóstico precoz.

Según el ministro, las autoridades sanitarias detectaron 31.044 nuevos casos en 2013 y otros 24.612 el año pasado. Con ello, Brasil cerró 2014 con una tasa de 1,56 casos de lepra por 10.000 habitantes, cifra peor que la de 2013 (1,64) y que supera el umbral de un caso por 10.000, límite a partir del cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como un problema de salud pública.

Chioro resaltó que en la última década, Brasil redujo en 40% el número de nuevas infecciones y también mejoró la tasa de cura de la enfermedad, que en 2014 fue del 84% de los pacientes diagnosticados.

Otra medida anunciada será buscar nuevos enfermos en las zonas con mayor incidencia, que se concentran en las regiones que lindan con la selva amazónica y ampliará las campañas de diagnóstico en las escuelas.

El estado de Mato Grosso, una pujante región agrícola al sur de la Amazonía, tiene una tasa de 9,03 casos de lepra por cada 10.000 habitantes, con diferencia la peor del país, seguida de Maranhao (noreste, con 5,29) y Tocantins (noreste, con 4,28).