Sao Paulo. La candidata del partido gobernante a la presidencia de Brasil, Dilma Rousseff, perdió apoyo de los votantes pero igual ganaría los comicios por un leve margen en la primera ronda electoral, según mostró este martes un sondeo, cinco días antes de la elección.

Rousseff, quien fue jefa de Gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, obtuvo el 46% de apoyo desde el 49% de la semana pasada, según un sondeo de Datafolha.

El principal candidato de la oposición, José Serra, recibió un apoyo del 28%, sin cambios desde el último sondeo.

La encuesta, publicada en el diario Folha de S.Paulo, estuvo en línea con resultados difundidos en los últimos días por otras encuestadoras que mostraron una caída en el apoyo a Rousseff.

La candidata oficialista obtendría 51% de votos válidos si las abstenciones y los votos en blanco fueran excluidos, como sucede en la elección, suficiente para una victoria en primera vuelta, pero volviendo la carrera electoral más reñida que en las últimas semanas, según el sondeo.

La ex ministra de Medioambiente, Marina Silva, cosechó 16% de los votos en la encuesta, por encima de 14% recibido en el último sondeo.

Datafolha consultó a 3.180 personas el 17 de septiembre en 202 ciudades y tuvo un margen de error de 2 puntos porcentuales.