Sao Paulo. La favorita en la carrera presidencial brasileña, la oficialista Dilma Rousseff, ha recaudado más fondos para su campaña que todos sus rivales juntos, a menos de un mes para las elecciones generales, mostraron este martes datos oficiales.

Rousseff, ex jefa de Gabinete del presidente Luiz Inácio Lula da Silva y abanderada del Partido de los Trabajadores (PT), se ha beneficiado de un fuerte crecimiento de la economía brasileña y de la enorme popularidad del mandatario.

Debido a eso, ha sacado ventaja en todos los sondeos de intención de voto por delante del candidato de la oposición, José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y podría ganar en primera vuelta en los comicios del 3 de octubre.

Rousseff había recaudado 39,55 millones de reales (US$22,9 millones) hasta el 3 de septiembre, según datos divulgados este lunes por la corte superior electoral de Brasil, que supervisa las elecciones.

Serra, ex ministro de Salud de un gobierno anterior y ex gobernador del estado de Sao Paulo, tenía 26,04 millones de reales (US$15,04 millones) en fondos, mientras que la candidata del Partido Verde (PV), Marina Silva, contaba con 12,04 millones de reales (US$6,95 millones).

Otros seis candidatos de partidos más pequeños han recaudado en conjunto 94.384,31 reales.

La mayor parte de los gastos de Rousseff en el período se destinaron a producir propaganda para radio y televisión, además de la creación de sitios en internet para su campaña, que costaron un total de 19,1 millones de reales, según un desglose publicado el martes por el diario O Globo.

Serra desembolsó 6,2 millones de reales en su propaganda para radio y televisión y 8,2 millones de reales en servicios tercerizados, agregó el periódico.

Recientes sondeos de opinión en Brasil muestran a Rousseff con una ventaja de 20 puntos sobre Serra antes de las elecciones de octubre.

Buena parte de esa ventaja es atribuida a sus avisos de campaña ingeniosos, al estilo de Hollywood.