Con sus dos máximos referentes en campaña, el Partido de los Trabajadores se juega por un triunfo de Fernando Haddad el próximo domingo. Según las encuestas, lleva 17 puntos de ventaja.

El candidato a alcalde de San Pablo por el Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, intensifica desde este lunes sus actividades en busca de votos, cuando restan seis días para la segunda vuelta electoral en 50 ciudades de Brasil.

Haddad recibió el fin de semana último el apoyo de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, ambos miembros del PT, quienes en actos realizados aquí reiteraron la necesidad de un cambio en San Pablo.

"El gobierno federal necesita esta ciudad y el Ayuntamiento de San Pablo necesita del ejecutivo para trabajar con gente comprometida e impulsar los programas sociales y ayudar a las personas de bajos ingresos", resaltó Rousseff.

Los últimos sondeos difundidos en esta ciudad de 11 millones de habitantes revelan que Haddad acapara 49% de los votos, mientras su contrincante José Serra, de la Social Democracia (PSDB), tiene el respaldo de 32% de los electores.

Según voceros del PT, Haddad prevé en los próximos días participar en mitines y reuniones con gremios, deportistas, abogados y artistas, consignó Prensa Latina.

El vicepresidente Michel Temer, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), acompañará a Haddad este lunes en varios actos con el objetivo de captar el voto de la clase media.

Para mañana, el PT celebrará un acto en el cual se abordarán temas de salud y los planes del gobierno en este sector con la participación del ministro Alexander Padilla.

Serra, en tanto, tiene previsto visitar barrios pobres del este y el sur de esta urbe para tratar de captar adeptos entre una comunidad que -de acuerdo con los sondeos- apoya en su gran mayoría a Haddad.

La posible victoria del PT en esta ciudad, considerada como la capital financiera de Brasil, arrebataría al PSDB el reinado de este importante territorio, el cual ha mantenido de manera casi ininterrumpida desde 1995.

Además de San Pablo, la jefa de Estado visitó este fin de semana Salvador, la capital del Estado de Bahía, para respaldar al candidato de su partido Nelson Pellegrino.

Se prevé que viaje también a Manaos para pedir el voto a favor de la aspirante del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Vanessa Grazziotin.

La segunda vuelta de las elecciones municipales se celebrarán el domingo próximo en 50 ciudades brasileñas, y de estas 17 son capitales de estados, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE)