Rio de Janeiro. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó este lunes que confía en una "pronta retomada de la democracia" en Paraguay para que el país se reincorpore como miembro del Mercosur y a otros organismos regionales de lo que está suspendido desde junio pasado.

"La democracia y la participación andan juntas" en Sudamérica, afirmó Rousseff en un mensaje enviado al Congreso y leído este lunes, durante la primera sesión legislativa de este año en Brasil.

La mandataria brasileña dijo que, en política exterior, "el fortalecimiento de la relación con los países vecinos permanece como preocupación central" de su gobierno, que en ese marco considera prioritaria la relación con los países del Mercosur y la Unión Suramericana de Naciones (Unasur).

Paraguay está suspendido de ambos bloques desde junio de 2012 a raíz de la fulminante destitución del entonces presidente Fernando Lugo, que fue considerada en ambos organismos de integración como un "golpe de Estado" .

La reincorporación paraguaya a ambos organismos dependerá de las elecciones presidenciales que se celebrarán en ese país el 21 de abril próximo, en las cuales será escogido un nuevo presidente que asumirá el cargo el 15 de agosto.

En su mensaje a las cámaras de Diputados y del Senado, Rousseff también subrayó la "vocación universalista de la política exterior brasileña", pero destacó su decisión de que, en este 2013, la acción externa del país continué volcada a "intensificar las relaciones con los países de América Latina y Africa".

Rousseff dijo que en 2013, "la política exterior brasileña también seguirá enfocada en la construcción de la paz y la promoción de los derechos humanos y del desarrollo sustentable con justicia social".