Brasilia. El candidato a la presidencia de Brasil José Serra, favorito en todos los sondeos, declaró su intención de garantizar la independencia en la política comercial de su país. Para ello, Serra quiere "flexibilizar" el Mercado Común del Sur (Mercosur), según una entrevista publicada hoy por el diario Folha de Sao Paulo.

El candidato del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) señaló que "el Mercosur debe ser flexibilizado para que no sea un obstáculo para políticas más agresivas de acuerdos internacionales".

Serra rechazó que su intención sea "acabar" con el bloque comercial que Brasil comparte con Argentina, Paraguay y Uruguay y en el que Venezuela está en proceso de adhesión, y aseguró que cualquier cambio sería "bien negociado" con los socios.

El líder opositor no detalló qué medidas exactas serían comprendidas en esa flexibilización, pero reiteró su deseo de que Brasil tenga independencia para firmar sus propios Tratados de Libre Comercio (TLC) con otros países.

Argumentó que, en los últimos años, mientras que en el mundo se firmaban más de cien convenios de ese tipo, Brasil sólo firmó uno, el del Mercosur con Israel, que aún no está en vigor.

Según publica la agencia de noticias EFE, el candidato presidencial hizo un paralelismo con la Unión Europea (UE), bloque en el que, "sólo después de décadas", los integrantes renunciaron a la soberanía comercial y fijaron tarifas comunes de importaciones.

"Siempre creí irrealista hacer todo esto en cuatro años, a partir de 1995. Defendía que, primero, el Mercosur se fortaleciese como zona de libre comercio. Pero el libre comercio no se consolidó y la unión aduanera no se materializó totalmente. El Mercosur acabó siendo una obra inconclusa", comentó.

Serra mostró preocupación por el "gigantesco" déficit comercial de Brasil en productos industriales, y vaticinó un "estrangulamiento externo futuro" si el Gobierno no ejerce una política comercial más agresiva y diversificada.

Al respecto, aseguró que si alcanza la Presidencia en las elecciones del próximo octubre, pretende dar funciones ejecutivas a la Cámara de Comercio Exterior, organismo director de la política comercial, y "concentrarse" en la firma de TLC con otros países.