El ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, quien se trata un cáncer de laringe, fue internado este domingo en el Hospital Sirio Libanés en San Pablo, con una "infección pulmonar leve" y fiebre, informó el centro de salud.

De acuerdo con el comunicado, el ex mandatario está siendo tratado con antibióticos, que le son suministrados por vía endovenosa, y deberá permanecer ingresado durante los próximos días. Aún no está prevista una fecha para que reciba el alta, según señala un cable de Dpa.

Según la asesoría de prensa del ex mandatario, Lula presenta pérdida de peso y dificultad para tragar, y tuvo fiebre en los últimos días, lo que llevó a sus médicos a determinar su internación.

Lula, quien perdió 12 kilogramos de peso desde enero hasta la fecha, ingresó al sanatorio "con tranquilidad", agrega la información, y está siendo monitoreado en forma permanente. Para combatir el tumor de laringe que le fue diagnosticado en octubre pasado, el ex presidente brasileño se sometió a un tratamiento de quimioterapia primero, y a uno de radioterapia después. Éste último fue concluido el 17 de febrero.

La semana anterior al término del tratamiento, un estudio había indicado la "desaparición" del tumor, pero sus médicos aclararon que eso no significaba que estuviera curado.