Brasilia. El gobierno de Brasil expresó su determinación para el esclarecimiento de las denuncias de espionaje por parte de Nueva Zelandaa sobre la candidatura del embajador brasileño Roberto Carvalho de Azevedo para comandar la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En un comunicado, Itamaraty, la cancillería brasileña, informó que convocó la noche del martes a la embajadora neozelandesa Caroline Bilkey para pedir explicaciones sobre la "supuesta violación de correspondencia electrónica" denunciada por la prensa.

Según las denuncias, Nueva Zelanda habría utilizado tecnología provista por los Estados Unidos para espiar los correos electrónicos y tráfico de internet de Azevedo, quien sería finalmente electo director general dela OMC, durante el año 2013, cuando se llevó a cabo el proceso de elección.

La elección fue una de las más disputadas en la historia de la OMC, y Nueva Zelanda había presentado la candidatura de su ministro de Comercio, Tim Groser, que tenía apoyo de varios países desarrollados.

De acuerdo con las denuncias, la operación Proyecto OMC no sólo habría apuntado a Azevedo, sino también a los candidatos de México, Indonesia y Gana.

"El gobierno brasileño tomó conocimiento, con sorpresa, de artículos de prensa que indican que la correspondencia electróncia relativa a la candidatura del embajador Roberto Carvalho de Azevedo al cargo de director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC) habría sido objeto de violación por el gobierno de Nueva Zelanda", señala la nota.

Brasilia expresó "su determinación de ver la cuestión debidamente esclarecida, en el marco de la amistad que siempre existió en las relaciones entre los dos países", agrega.