Río de Janeiro. Un intenso operativo realizó la policía brasileña que intervino en las últimas horas nueve favelas de Río de Janeiro, plan que buscaba detener a narcotraficantes y decomisar drogas y armas.

Según informa el diario O Dia, los narcos fueron alertados de otros sectores huyendo del lugar, eludiendo así la acción policial.

Independiente de ello, los efectivos calificaron de positivo la operación, pues indicaron que en menos de dos horas lograron tomar control de estos lugares sin que hubiera enfrentamientos.

En la región se instalarán tres Unidades de Policía Pacificadora (UPP), que se sumarán a las 14 ya existentes en otras favelas de la ciudad, señala la agencia Infobae.

De acuerdo al vocero policial Henrique de Lima Castro Saraiva se intensificará la búsqueda para dar con el paradero de los narcotraficantes.

Destacó que los uniformados llegaron a lo alto de los morros Santa Teresa, Sao Carlos, Zinco, Querosene, Mineira, Coroa, Fallet, Foqueteiro, Escondidinho y Prazeres.

Sólo en Santa Teresa y Sao Carlos, que forman parte del área turística de la ciudad, en el entorno del sambódromo, viven unas 26 mil personas.

El plan de control de favelas se realiza ad portas del inicio del carnaval y forma parte de los operativos de pacificación de la ciudad con miras a los próximos eventos deportivos: la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016.

En 2010, se realizó una acción similar en el Complejo Alemao, donde se ubican 16 favelas.