Río de Janeiro. Brasil perdió 494.386 puestos de trabajo formal de enero a julio de este año, el peor resultado para ese periodo desde 2002, informó hoy el Ministerio de Trabajo.

En julio pasado Brasil suprimió 157.905 puestos formales de trabajo, ya que los despidos (un millón 555.298) superaron significativamente las contrataciones (un millón 397.393),precisó el gobierno brasileño.

Se trata del peor número para un mes de julio desde que en 1992 se empezó a medir el estudio.

En julio de 2014, Brasil creó 11.800 puestos formales de trabajo.  

En los últimos 12 meses, hasta julio, el número de puestos de trabajo formales perdidos alcanzó 778.731, al pasar de 41,49 millones de empleados con contrato formal de trabajo y todas las garantías sociales en agosto del año pasado, a 40,71 millones en julio de 2015.

Julio pasado se convirtió así en el cuarto mes consecutivo con más recortes de trabajo, con una cifra superior a los eliminados en junio (111.200), mayo (115.600) y abril (97.800).

El sector industrial es el que perdió más puestos de trabajo en julio (64.312), seguido por el de servicios (58.010), comercio (34.545) y construcción civil (21.996).

La pérdida de empleos, que coincide con un aumento del desempleo (7,5 por ciento en julio), se produce en plena desaceleración económica de Brasil, cuya economía puede contraerse 2 por ciento este año.

En 2014, la mayor economía de América Latina sólo generó 396.933 nuevos empleos formales, 64 por ciento menos que en 2013 y el peor resultado anual desde 1998, según el Ministerio de Trabajo.