Brasilia. La candidata oficialista a la presidencia de Brasil, Dilma Rousseff, mantuvo su ventaja sobre el opositor José Serra para el balotaje del 31 de octubre, según mostró una encuesta publicada este martes.

Rousseff alcanzó un 49% de intención de voto en el sondeo de Datafolha, mientras Serra logró un 38%, una prueba más de que la candidata se está alejando de su rival y conquistando nuevamente a quienes la dejaron a un lado en la primera vuelta.

Datafolha dijo que el porcentaje de votantes indecisos era del 8%, desde el 6% del sondeo anterior, lo que indica que Serra aún puede crecer.

El sondeo fue publicado en la página de internet del diario Folha de Sao Paulo.

La encuesta previa de Datafolha, del 22 de octubre, mostraba a Rousseff con un 50% de intención de voto contra un 40% de Serra.

El sondeo de este martes y otras encuestas recientes sugieren que Rousseff se ha beneficiado al aumentar el foco de su campaña en el éxito económico de su mentor, el popular presidente Luis Inácio Lula da Silva.

La polémica por sus declaraciones sobre el aborto y la existencia de Dios alejaron a los votantes religiosos de su candidatura en la primera vuelta del 3 de octubre, lo que impidió que evitara una segunda vuelta como habían pronosticado algunos analistas.

También se vio afectada por un escándalo de corrupción que obligó a renunciar a uno de sus asesores más cercanos.

Una vez considerados los votos válidos (descartados los blancos, nulos e indecisos), Rousseff alcanzó en el sondeo un 56% frente al 44% del ex gobernador de Sao Paulo.

Datafolha dijo que el porcentaje de votantes indecisos era de un 8%, desde el 6% del sondeo anterior, lo que indica que Serra aún puede crecer.

El margen de error del sondeo es de dos puntos porcentuales.

La encuesta fue realizada por el portal del diario Folha el martes entre 4.066 personas a pedido del diario Folha de Sao Paulo y la cadena de televisión Globo.