Santiago. El presidente Barack Obama y su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, son los líderes mejores evaluados en América Latina, mientras que el ex jefe cubano Fidel Castro y el venezolano Hugo Chávez son los peor valorados, reveló el viernes un sondeo de Latinobarómetro.

En una escala donde los mejores recibían una calificación de 10 y los peores 0, Obama y Lula da Silva empataron con 6,3 de promedio en la evaluación de los líderes de la región, seguido por el Rey Juan Carlos I de España con 5,8.

Más abajo se ubica Mauricio Funes, presidente de El Salvador, su par español José Luis Rodríguez Zapatero y el mandatario mexicano Felipe Calderón, con una evaluación de 5,6 cada uno.

Cuando se pregunta sobre cuál es el país líder en la región, Brasil, al igual que en años anteriores, se posiciona sobre el resto con 19%, seguido por Estados Unidos y Venezuela, ambos con 9%.

"El país líder en la región es, nuevamente y sin dudas, Brasil. Su imagen país y la imagen de su mandatario es la mejor de la región. Brasil alcanza a Estados Unidos y a su presidente como líder y se convierte en el líder de la población de América Latina, más allá de su liderazgo internacional", dijo el sondeo.

Latinobarómetro, una ONG con sede en Santiago, explicó que la encuesta se aplicó a 20.204 entrevistados, entre el 4 de septiembre y 6 de octubre, con muestras representativas del 100% de la población en 18 países de la región.

Democracia en la región. El sondeo, que abarcó de 1.000 a 1.200 casos en entrevistas cara a cara en 18 naciones, destacó que los países de la región tienen una alta valoración de sí mismos en comparación a la evaluación más crítica del estado de la democracia en otras partes del mundo.

En promedio, los países de la región se sitúan en el 6,5 de una escala de 0 a 10, donde Cuba figura como el país menos democrático, con un 3,5.

"Cuba se ve claramente castigada, se triplica quienes creen que ese país no es democrático. Interpretamos esto como un castigo a los problemas de derechos humanos que tuvo durante 2010", dijo Latinobarómetro.

En cuanto al embargo que afecta a la isla, 64% de la región está con Cuba y quiere el fin de esa medida. Sólo 10% señala que es partidario de mantener el bloqueo por parte de Estados Unidos.

La delincuencia asoma como una de las principales amenazas de la democracia y entre los mayores problemas entre las respuestas espontáneas de los latinoamericanos.

Según Latinobarómetro, desde el 2004 aumenta sin interrupción la percepción de la delincuencia como problema principal de la región de 9% a 27% en 2010, "el punto más alto que ha tenido desde que empezáramos a medir".

En Nicaragua, el problema de la delincuencia no es lo relevante (1%), sino los problemas económicos. El caso más extremo es Venezuela, según la encuesta, donde 64% dice que es el problema principal.

"Las sociedades latinoamericanas tienen un problema que no han abordado con la suficiente aplicación. Tienen que hacerse cargo de que tienen un problema serio con la seguridad ciudadana. Un 90% de sus ciudadanos creen que pueden ser víctimas de un delito", dijo Latinobarómetro.

Desigualdad y desempleo. El estudio arrojó que entre los principales problemas de América Latina está la "desigualdad", que tiene la peor distribución de la riqueza comparada con otras regiones del mundo.

Latinobarómetro destacó que durante más de una década el problema principal de la región fue el "desempleo", como resultado de una pregunta abierta, es decir, que los entrevistados respondían efectivamente con la palabra "desempleo".

Sin embargo, el crecimiento económico del quinquenio 2003-2007 produjo cambios significativos en las percepciones y expectativas económicas de la población.

"Pareciera que produjo una disminución definitiva del conjunto de ciudadanos que dicen 'tenemos grandes dificultades para llegar a fin de mes'. Disminuye el desempleo, la inseguridad de perder el empleo y las grandes dificultades económicas", dijo Latinobarómetro.

"La preocupación por quedar desempleado es el indicador más claro en señalar el impacto del quinquenio virtuoso y la crisis económica", agregó el estudio.

En Brasil y Uruguay es donde se registran, según el sondeo, las opiniones más favorables acerca del estado de la economía actual, con 38% y 36% de entrevistados que dicen que la situación económica del país es muy buena o buena, respectivamente.

En contraste, hay cinco países donde esta percepción favorable registra un porcentaje de un solo dígito: Nicaragua (9%), El Salvador (9%), México (8%), República Dominicana (7%) y Guatemala (5%).