Sao Paulo. Es "muy probable" que Brasil elija el caza francés Rafale para renovar su fuerza aérea, dijeron fuentes del gobierno, una decisión que podría darle uno de los contratos de defensa más codiciados a un avión cuyo futuro estaba en duda apenas dos semanas atrás.

La presidenta Dilma Rousseff y sus principales asesores creen que la oferta de la francesa Dassault Aviation para vender al menos 36 Rafales ofrece los mejores términos entre los tres finalistas, dijeron las fuentes a Reuters a condición de no ser identificadas.

Rousseff previamente tenía preocupaciones sobre el Rafale, un caza que no había encontrado ningún comprador fuera de Francia, lo que elevó las dudas acerca de si Dassault tendría la escala suficiente para construir los aviones a un costo razonable y ofrecer mantenimiento en el largo plazo.

Pero las fuentes indicaron que estas preocupaciones fueron atenuadas cuando India anunció el 31 de enero que había entrado en negociaciones exclusivas para comprar 126 Rafales.

El ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, viajó a Nueva Delhi la semana pasada para discutir el acuerdo con los funcionarios indios y examinar documentos vinculados a la oferta de Dassault.

El contrato tendrá un valor inicial de unos US$4.000 millones, pero probablemente será más considerable una vez que se incluyan servicios de mantenimiento y nuevas órdenes.

"El acuerdo de India cambió todo", dijo una de las fuentes de Brasil.

"Con la decisión de India, ahora es muy probable que Rafale sea el ganador aquí", agregó.

Las acciones de Dassault Aviation subían 4,1% a 703 euros (US$930) en París. Un portavoz de la compañía declinó hacer comentarios.

Los otros dos competidores son Boeing con sus F-18 y Saab con sus Gripen.

Boeing indicó que aún estaba en carrera.

"Creo que en este momento hay un poco de tira y afloja y la campaña aún está en el aire", dijo Jeff Kohler, vicepresidente de la división negocios de Boeing, en el marco de una feria de aviación en Singapur. "Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo y estoy seguro de que otras compañías también lo están haciendo".

El contrato tendrá un valor inicial de unos US$4.000 millones, pero probablemente será más considerable una vez que se incluyan servicios de mantenimiento y nuevas órdenes.

Boeing dijo que la visita de Amorim a India podría haber puesto al caza francés en una posición líder, pero que eso no signfica que su F-18 esté fuera de combate.

Las fuentes en Brasil indicaron que Dassault ofrece la mejor combinación de un avión de alta calidad y generosidad a la hora de compartir su tecnología, un factor que Amorim dijo es crucial para el acuerdo.

Brazil espera usar esta tecnología para expandir su propia industria de defensa, liderada por el fabricante de aviones Embraer.

La oferta de tecnología de Boeing aún no está terminada, pero las fuentes indicaron que creen que no puede competir con la de Dassault, ya que Estados Unidos históricamente aplica estrictas restricciones a la venta de tecnología militar al exterior.

También señalaron que algún acontecimiento imprevisto, especialmente una ruptura en las negociaciones de India con Dassault, podría hacer que Rousseff cambie su opinión.

Las fuentes dijeron que probablemente la decisión de Brasil no sería anunciada hasta después de las elecciones francesas de abril y mayo, para evitar que el contrato sea politizado.

(Editado en español por Juana Casas)