Río de Janeiro. El responsable por la impresión de los pasaportes brasileños, la Casa de la Moneda, suspendió la producción del documento por falta de pago del Gobierno, divulgaron este miércoles medios locales.

Según la televisión Globonews, la producción de pasaportes en Brasil fue paralizada el pasado día 7 de diciembre y la previsión es que la interrupción genere más atraso en la entrega del documento, que antes ya de la suspensión tardaba más que el plazo máximo de seis días útiles para ser entregado.

En Brasil, el contrato de producción de los pasaportes lo formaliza la Policía Federal directamente con la casa de la Moneda, aunque el pago del servicio lo hace el Tesoro Nacional. Con sede en Río de Janeiro, la Casa de la Moneda produce mensualmente 183.300 pasaportes.

Según Globonews, el Gobierno brasileño tiene una deuda con la Casa de la Moneda de 18,7 millones de reales (US$5,6 millones) referentes a octubre y noviembre, aunque la deuda total ya sobrepasa los 100 millones de reales (cerca de US$30 millones).

Aunque el dinero del pago por los pasaportes sería suficiente para pagar el servicio de impresión que realiza la Casa de la Moneda, el importe va directamente al Tesoro Nacional, que no necesariamente utiliza el dinero para pagar los servicios prestados por la Casa de la Moneda.