El canciller brasileño, Antonio Patriota, puso en duda este viernes la denuncia de Estados Unidos de un supuesto complot terrorista de Irán para asesinar al embajador de Arabia Sautida en Washington, al asegurar que se observan "lagunas" en esa acusación.

Patriota sostuvo que conversó con el embajador Adel al Jubeir, quien le dijo que tiene "muchas preguntas que no están bien respondidas y lagunas" y que "hay elementos preocupantes".

"Así como hay evidencias de que estaban planeando un atentado, no es claro cuál es la lógica (de los responsables del complot) ni qué conocimiento tenían la autoridades iraníes", comentó Patriota en relación a lo conversado con el diplomático saudí, publicó este jueves el diario Folha, según reprodujo la agencia de noticias Ansa.

El ministro indicó que sus dudas también se basan en el informe sobre el supuesto complot que recibió del embajador estadounidense en Brasilia, Thomas Shannon.

Los diplomáticos estadounidenses ya "hicieron una presentación de la situación ante el Consejo de Seguridad y ellos mismos reconocen que aún existen vacíos en la información", comentó Patriota.