Brasilia. El gobierno brasileño inaugurará el mes próximo su primera "Casa de la Mujer", un proyecto de asistencia social y combate a la violencia de género inspirado en programas desarrollados en El Salvador, informaron este miércoles fuentes oficiales.

La creación del primer núcleo de ese programa fue anunciada este miércoles, mediante una resolución publicada en el Diario Oficial y firmada por la ministra de la Secretaría de Políticas para la Mujer, Eleonora Menicucci.

Según el texto, la primera "Casa de la Mujer" será inaugurada en la ciudad de Campo Grande, capital del estado de Mato Grosso do Sul, fronterizo con Bolivia y Paraguay, y posteriormente se abrirán núcleos similares en los otros 26 estados del país.

En esos centros, las mujeres recibirán atención psicológica, social, jurídica, sanitaria e incluso orientación en la búsqueda de trabajo, todo bajo los moldes del plan "Ciudad Mujer", ideado por la brasileña Vanda Pignato, secretaria de Inclusión Social de El Salvador y esposa del expresidente de ese país Mauricio Funes.

Pignato es una antigua militante del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen Rousseff y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, con quienes mantiene una estrecha amistad.

Nació en Sao Paulo y emigró en la década de 1980 a El Salvador, donde se casó con Funes, quien durante su gobierno (2009-2014) la puso al frente de la Secretaría de Inclusión Social, en la que fue ratificada por el actual mandatario, Salvador Sánchez Cerén.

El proyecto "Ciudad Mujer" comenzó en El Salvador en 2011 con la inauguración del primero de los seis centros que tiene actualmente, en los que ya han recibido atención unas 600.000 mujeres.

Esta iniciativa, que en El Salvador cuenta con apoyo financiero de organismos internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha sido recomendada como modelo por diversas entidades, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU).