"Sin cooperación internacional es imposible derrotar el crimen trasnacional. Las fronteras no pueden separar a los países en el deber, en la obligación legal y ética de enfrentar a los criminales", señaló este lunes el ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva Luján, al resaltar el ejemplo de cooperación internacional que existe con Estados Unidos en el programa de recompensas.

El titular de la cartera de Defensa afirmó, que los representantes de las instituciones policiales de 24 países de la región, intercambiarán conocimientos y experiencias, con el fin de hacer más efectiva la lucha contra el crimen.

"Tenemos una política de recompensas nacional y también colaboración con otros países, por ejemplo con Estados Unidos (...) Necesitamos unir esfuerzos que nos permitan capturar a criminales que afectan no sólo a Colombia, sino a la comunidad internacional", agregó el alto funcionario.

Desde este lunes se realiza la Cumbre de Policías de América Latina y El Caribe que tiene el propósito de promover y fortalecer la cooperación policial en materia técnico científica y hacer más efectivo el intercambio de información con fines de inteligencia, coordinar y potenciar acciones sostenidas de investigación criminal y asistencia judicial entre los cuerpos de Policía y/o instituciones homólogas de América.

En igual sentido, se tratarán temas como los sistemas modernos de identificación para la ubicación de delincuentes, importancia de la inteligencia en la investigación criminal, concepto de fuerza de tarea, a la vez que se abordarán módulos de ética, liderazgo motivación y manejo de stress.

El evento contará, entre otros, con panelistas de la ONU, FBI, DEA, Policía Nacional y de la Oficina de ICE en Colombia, intervenciones lineadas al desarrollo de la dinámica actual de las relaciones internacionales que busca contribuir de manera significativa para la integración de esfuerzos en la lucha contra factores que inciden y perturban la seguridad pública de los estados y la sociedad en países latinoamericanos.

Sobresale igualmente la participación de los directores de las compañías más grandes del mundo en el sector seguridad y tecnología, las cuales ofrecen productos o servicios especializados en seguridad, protección y tecnología, así como empresas comerciales que desean estrechar lazos de cooperación y generan una micro-rueda de negocios real para desarrollar estrategias comerciales con las diferentes policías de todo el continente.