El escrito, que fue elaborado en conjunto con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), busca garantizar que las parejas del mismo sexo tengan todos los derechos que actualmente existen en el matrimonio, incluidos los filiales.

En el texto se incluye que se eliminará el término “marido y mujer” para utilizar el de cónyuges, según detalló el diputado de Democracia Cristiana, Gabriel Silber.

Desde la Alianza, el diputado de Amplitud, Joaquín Godoy, destacó la importancia de poder elegir libremente con quien se adquiere el vínculo del matrimonio.

Mientras que en el Movilh, el director del área de Derechos Humanos del organismo, Rolando Jiménez, valoró que este proyecto se enmarque en la igualación de derechos, para terminar con los ciudadanos de segunda clase.

Si bien el gobierno ha manifestado que no está dentro de las prioridades legislativas el matrimonio igualitario, el diputado Silber afirmó que lo importante es iniciar el debate con vista a promulgar dentro de este año legislativo el Acuerdo de Vida en Pareja, para luego seguir con el proyecto que se ingresó este miércoles al Congreso.