El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el titular de la PGR, Jesús Murillo, dijeron que hay 10.000 elementos federales en Guerrero para la búsqueda en 100 lugares de Guerrero de los 43 estudiantes desaparecidos. Anunciaron que la federación asumirá la seguridad en 17 de los 81 municipios guerrerenses donde hay indicios de vínculos de policías con la delincuencia.

Anunciaron que se forma un equipo especial de la PGR que va tras el edil prófugo de Iguala, José Luis Abarca; su esposa, María de los Ángel Pineda, y el secretario de Seguridad del municipio, Felipe Flores, autores intelectuales del ataque contra los normalistas. “Le aseguro que estarán en la cárcel”, aseveró Murillo.

En un recinto de la zona Diamante de Acapulco, se reunieron el gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, el secretario de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, así como el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos; el secretario de Marina, Francisco Soberón; el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, y el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eugenio Ímaz.

Al término del encuentro, Osorio Chong precisó que por orden presidencial la federación se hará responsable de la seguridad en 17 de los 81 municipios de Guerrero donde hay evidencias de vínculos de policías con el crimen organizado, mientras se crean nuevos cuerpo de seguridad.

En la reunión se reiteró que lo primordial es la búsqueda de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Osorio Chong dijo que se tienen identificados 100 lugares, determinados por los familiares y por la inteligencia del gobierno federal, para buscar a los normalistas, además de que más de 10,000 elementos del Ejército, Marina, Policía Federal y Gendarmería participan en el operativo Guerrero.

El titular de la Segob reconoció que “es un problema muy grande, es un tema que ha girado la atención de todo el mundo hacia México y que está aquí en Guerrero y que está ahí en Tierra Caliente y que se dio en el municipio de Iguala. Pero estamos convencidos (...) habremos de encontrar no solamente la verdad sino también que esto sirva para poder tomar las medidas necesarias y suficientes”.

Respecto a la radicalización de la protestas que anunciaron la Ceteg y normalistas, Osorio afirmó que se acordó buscar el diálogo con las organizaciones “para poderles decir que entendemos que puedan manifestarse, pero que no es agrediendo los derechos de otros como pueden resolver cualquier tipo de problemas”.

El gobernador Rogelio Ortega destacó que “nadie por encima de la ley, nadie que rebase la legalidad”. Y apunto: “nadie puede atentar contra la propiedad privada que consagra nuestra legalidad. Nadie puede atentar contra terceros”.

Por su parte, el procurador Jesús Murillo Karam afirmó que la dependencia forma grupos especializados, para detener al alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

“Estamos formando grupos especializados; estamos usando todos los medios de inteligencia que tenemos, y le aseguro: no sé en cuánto tiempo, pero le aseguro que estarán en la cárcel”, sentenció.

En un comunicado, la Secretaría de Gobernación informó que Miguel Ángel Osorio afirmó en la reunión que “que la instrucción del presidente de la República es investigar a fondo, utilizando todos los recursos técnicos y humanos con los que cuenta el Estado mexicano, para localizar a los estudiantes, así como encontrar a todos los autores materiales e intelectuales y aplicarles todo el rigor de la ley”.

Aún no son fosas: Murillo. Mientras esta reunión se desarrollaba, en el paraje Puente de Río San Juan, en Cocula, Guerrero, peritos de la PGR y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), realizaban labores para determinar la existencia de restos humanos en las fosas que se localizaron el lunes.

La PGR trasladó a sicarios de Guerreros Unidos que detuvo el lunes para que señalaran la ubicación exacta donde supuestamente llevaron a los normalistas. En lugar, un barranco de más de 20 metros de profundidad, peritos con trajes blancos y con cuerdas para descender, realizaban trabajos de rastreo y análisis.

Mientras tanto, el sitio era resguardo por elementos de la PGR, Interpol México, Policia Federal, Marina y el Ejército. Ese sitio era un basurero municipal, por lo que en la zona aún se observan papel, ropa, zapatos y toda clase de desechos.

El procurador Jesús Murillo Karam dijo que este lugar no puede aún considerarse una fosa, porque no hay evidencia de cuerpos.

Añadió que si bien dos sicarios de Guerreros Unidos confesaron haber trasladado a ese sitio a estudiantes detenidos y haber hecho “acciones” en ese lugar, aún no es posible determinar lo que ahí sucedió.

“No son resultados fáciles, son resultados que requieren, en ocasiones, peritajes que tienen que hacerse en laboratorios muy especializados y se tardan, pero prefiero la tardanza ligada a la verdad, que el apresuramiento ligado a la adivinación, a la imaginación o a la inventiva”, comentó.

Finalmente, dijo que no hay elementos para proceder penalmente o iniciar una investigación con el ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre.

El dato. Para lograr que las transformaciones se reflejen en beneficios concretos, además de poner las reformas “en acción”, es necesario que todos los poderes y órdenes de gobierno redoblen esfuerzos para asegurar la vigencia del Estado de Derecho en todo el territorio nacional, llamó el presidente Enrique Peña Nieto.

“Nuestro reto común es lograr que la ley se aplique sin privilegios ni distinciones, que se ejerza con prontitud y transparencia para proteger a la sociedad y castigar a quien la lastime”, dijo el Ejecutivo en la ciudad de Querétaro, en el marco de la 12 Edición México Cumbre de Negocios.

Peña dijo que en ese esfuerzo conjunto deben trabajar tanto los gobiernos como la sociedad y consideró que lograr el país que se desea requiere un esfuerzo compartido entre ambos actores.