Caracas. El presidente del Parlamento de Venezuela, Diosdado Cabello, acusó este martes al líder opositor Henrique Capriles, gobernador del estado Mirando (centro), de estar desesperado por el cargo de jefe de Estado y recordó que él ya lo asumió en 2002.

"Al pillo de Miranda como que se le olvidó que ya yo fui presidente gracias al golpe que él dio en el 2002; desesperado está el pillo", escribió Cabello en la red social Twitter.

"El único desesperado por ser presidente es el pillo de Miranda; faltaría saber si en la MUD (Mesa de la Unidad Democrática, alianza que aglutina a la oposición) lo dejan ser candidato", añadió Cabello a través de su cuenta de Twitter.

Las palabras de Cabello se produjeron después de que Capriles pidiera públicamente que el gobierno aplique la Constitución considerando que ello implicaría que en caso de que el presidente Hugo Chávez no pueda asumir el jueves la Jefatura de Estado pase temporalmente a manos del presidente de la Asamblea Nacional.

Capriles dijo, que en su opinión, "sería una desgracia" que Cabello gobernara, pero que así lo ordena la Constitución si Chávez no inicia el jueves el período 2013-2019 para el cual fue elegido hace tres meses en unas elecciones en las que derrotó precisamente al gobernador mirandino.

Antes de que Chávez fuera rescatado el 13 de abril de ese año de la isla caribeña La Orchila, donde fue llevado por los golpistas y devuelto a Caracas para que reasumiera el cargo presidencial, Cabello fue presidente unas horas.

"Por el historial que tiene esa persona" (Cabello) no debería ser el presidente de Venezuela, pero "eso no es si me gusta o no me gusta", afirmó este martes Capriles.

Chávez se encuentra internado en Cuba desde que el pasado 11 de diciembre fue operado por cuarta ocasión en los últimos 18 meses por un cáncer situado en la zona pélvica, de cuya naturaleza no se ha informado oficialmente, lo cual hace poco menos que imposible que esté en Venezuela el jueves.

Cabello ejercía como vicepresidente de Venezuela cuando Chávez fue derrocado brevemente el 11 de abril de 2002 y fue juramentado como jefe de Estado temporal al fracasar ese golpe de Estado dos días después.

Antes de que Chávez fuera rescatado el 13 de abril de ese año de la isla caribeña La Orchila, donde fue llevado por los golpistas y devuelto a Caracas para que reasumiera el cargo presidencial, Cabello fue presidente unas horas.

Según la interpretación de Capriles y de la MUD, ante la prevista ausencia de Chávez el próximo jueves, Cabello debe volver a tomar el timón del país, ahora como presidente del Parlamento, mientras se espera a que el presidente se recupere y cumpliendo los plazos establecidos en la Constitución para establecer falta absoluta.

El chavismo defiende que la asunción en la unicameral Asamblea Nacional es un mero "formalismo" que Chávez bien puede cumplir con posterioridad ante el Supremo, y que hasta entonces pueden seguir en sus cargos las autoridades del período presidencial que culmina el jueves, incluido el vicepresidente del Ejecutivo, Nicolás Maduro.