La aprobación al presidente de Bolivia, Evo Morales, disminuyó en agosto a 46%, nueve puntos menos a comparación a julio, donde obtuvo un apoyo de 55%.

La encuesta se hizo en el eje troncal de Bolivia por la empresa Ipsos Apoyo Opinión y Mercado.

Dicha consulta muestra que el respaldo de la población hacia el presidente Morales nuevamente decayó, a pesar de la recuperación que tuvo en julio, según la red televisiva ATB.

En agosto, la aprobación del presidente Morales es de 46% y la reprobación de 47%; en julio aprobaba con 55% y la reprobaban con 41%, y en junio aprobó con 50% y reprobó con 44%. El respaldo al gobierno en el eje troncal del país, en junio, era de 42%, en julio 47% y en agosto bajó al 39%.

Por su lado, la aprobación del vicepresidente Álvaro García Linera disminuyó en siete puntos al llegar a sólo 41%, mientras que la desaprobación alcanzó a 53%. En la anterior encuesta de junio tenía el visto bueno del 43% de los encuestados y en julio del 48%. La consulta sobre el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, arrojó los siguientes resultados: 21% de respaldo en agosto y 57% de desaprobación. En julio había obtenido un apoyo de 29% y en junio de 20%.

El ministro de la Presidencia, Óscar Coca, tiene una aprobación de 38% en agosto y 41% de crítica, mejorando el 28 y 18% de respaldo registrado en julio y junio.

Sobre el desempeño del ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, la encuesta revela un grado de respaldo de 24% en agosto y 37% de rechazo. En junio tenía 27% de aprobación y en julio 31%. El canciller David Choquehuanca obtuvo este mes 26% de apoyo y 42% de desaprobación. En junio lo aprobaba el 28% y un mes después el 35%.

La Razón intentó comunicarse con el ministro Óscar Coca para conocer su criterio sobre la encuesta, pero no respondió a su celular. Tampoco lo hizo el viceministro de Coordinación Gubernamental, Wilfredo Chávez.