Bogotá. El general Javier Rey, jefe del Comando Conjunto de Operaciones del Ejército de Colombia, presentó su renuncia y el gobierno la aceptó, dijo este lunes el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en el contexto del escándalo de posible corrupción en las fuerzas armadas que recién reveló la revista local "Semana".

"El ministerio de Defensa acepta la solicitud de retiro presentada por el MG Javier Rey. Lamenta de manera personal la salida de un gran soldado", escribió Pinzón en Twitter.

La renuncia ocurre días después de que "Semana" publicara información sobre una supuesta red de corrupción entre algunos militares de alto rango, en la que se estarían pagando sobornos tras la asignación de millonarios contratos, entre ellos Javier Rey.

Según la revista colombiana, Rey es uno de los oficiales mencionados en decenas de conversaciones entre militares, abogados y contratistas, supuestamente ligados a la red.

Pinzón aseguró también este lunes que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos castigará la corrupción en el Ejército y reveló una serie de medidas para enfrentar el escándalo que se desató tras la publicación del caso en la revista "Semana".

"Se llamará a calificar servicios a la cadena de mando relacionada con el manejo y control de los centros de reclusión militar en la época en la que estas grabaciones fueron hechas. Se puede decir que se estima que estas grabaciones anteceden el mes de junio de 2013", explicó.

Entre los uniformados llamados a calificar servicios figura el coronel Robinson González del Río, detenido por la muerte extrajudicial de dos campesinos que fueron presentados ante la opinión pública como guerrilleros.

"La creación de una comisión del más alto nivel al interior del Ministerio de Defensa para evaluar en detalle cada palabra publicada en este medio (revista 'Semana') y adelantar así las respectivas verificaciones", agregó.

Además, ordenó que se centralicen los procesos de contratación de aviación del Ejército en el ministerio de Defensa y gestionó la intervención inmediata de la Contraloría General de la Nación en el caso.

En tanto, el comandante de las fuerzas militares, general Leonardo Barrero, negó cualquier vinculación con la red de corrupción con la que estaría relacionado según las revelaciones del medio de comunicación.

"Tengo plena tranquilidad moral, que no he intervenido en ninguno de los procesos de contratación a los que hace referencia la publicación", dijo el alto oficial que además negó que su voz corresponda a la de grabaciones publicadas por "Semana".

El presidente Juan Manuel Santos ordenó la víspera a autoridades civiles una investigación a las denuncias de corrupción en el Ejército, luego de condenar supuestos sobornos en esa institución en la asignación de contratos.

"Pido a la Fiscalía darle prioridad a esta investigación, al igual que a la Procuraduría y la Contraloría, ya que por ningún motivo hechos de corrupción como éstos deben ser investigados por la justicia militar", añadió el jefe de Estado colombiano.