Durante más de 28 años, el muro de Berlín representó la polarización del mundo entre buenos y malos, capitalistas y comunistas. Aunque teóricamente, para unos los buenos estaban de su parte, son muchos en realidad los que siempre soñaron con cruzar al otro lado. Aunque no hay consenso en lo que a las víctimas totales se refiere, un estudio llevado a en el año 2009 calcula que entre 136 y 245 perdieron la vida tratando de alcanzar la libertad.

Fueron años duros. Por eso, aquel frío día de noviembre del año 1989 cientos de miles de berlineses y alemanes en otras ciudades del país salieron a las calles a reclamar lo que era suyo, la libertad. Hoy, 9 de noviembre de 2014, la ciudad de Berlín ha organizado un domingo festivo plagado de eventos para conmemorar el 25 aniversario del fin de las dos Alemanias.

"Es un día de alegría y esperanza para Alemania, Europa y el mundo. Pero también un día en el que recordamos a las víctimas del Muro", señaló Axel Klausmeier, director de la Fundación del Muro de Berlín, al inaugurar el acto central del aniversario.

Desde hace unos días, 6.880 globos distribuidos a lo largo de 167,8 kilómetros recuerdan a los visitantes la ubicación exacta de la extinta estructura. Esta iniciativa es uno de los puntos clave de los actos del aniversario. Ya entrada la noche, los globos volverán a ser protagonistas cuando sean liberados simbolizando el fin de una vida atada a un muro.