México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, exigió al gobierno de Estados Unidos “una investigación profunda, imparcial, objetiva” sobre el caso del menor mexicano muerto tras recibir al menos un disparo de un agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense.

El mandatario afirmó que espera que a través de esta indagación se “concluya con el esclarecimiento de los hechos y el castigo a los culpables”.

Calderón puntualizó que su gobierno “está consternado y profundamente indignado por la muerte de dos connacionales a manos de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos”.

Representantes de todos los partidos políticos mexicanos reclamaron la extradición de los agentes responsables de las muertes.

Respecto a la forma en que el adolescente murió, indicó que el “caso nos agravia, especialmente, porque se trata de un menor de edad, Sergio Adrián Hernández, quien además fue ultimado con disparos de arma de fuego en nuestro propio territorio mexicano, en Ciudad Juárez”.

Asimismo, el mandatario recordó que la muerte de otro inmigrante mexicano, Anastasio Hernández Rojas, quien “falleció después de haber recibido múltiples golpes y descargas eléctricas por elementos de la Patrulla Fronteriza en la frontera entre Estados Unidos y México, precisamente entre Tijuana y  San Diego”, señaló.

“Nos preocupa  este surgimiento de violencia contra mexicanos que, además, se asocia con el surgimiento de otras expresiones antiinmigrantes y antimexicanas, recientemente, en los Estados Unidos”, enfatizó.

Por ello pidió a su vecino del norte que fije “criterios objetivos y protocolos confiables en la aplicación de la ley, a fin de evitar, en lo sucesivo, estas muertes inadmisibles, derivadas, entre otras cosas, del uso abusivo de la fuerza en contra de los migrantes mexicanos”.

Por su parte, los legisladores de todos  los partidos políticos mexicanos reclamaron la extradición de los agentes responsables de la muerte de ambos mexicanos, indicó El Universal.