Acapulco. Al inaugurar el 35 Tianguis Turístico en Acapulco, el presidente de México, Felipe Calderón, enfatizó que “no descansaremos hasta lograr los estándares de seguridad aceptables para nuestras familias y para quienes nos visitan”.

 Añadió que  “hoy más que nunca es necesario redoblar esfuerzos para seguir atrayendo a más turistas nacionales e internacionales, mejorar la promoción de nuestro país en todos los destinos y en los mayores mercados potenciales y, desde luego, continuar enfrentando, y de manera decidida, nuestros problemas”.

El mandatario informó que el turismo mexicano empieza a dar señales de recuperación, después de la crisis que registró en 2009.

“La entrada de turistas internacionales a nuestro país ha pasado, de poco menos de un millón 300 mil turistas, a alrededor de un millón 800 mil turistas, entre mayo de 2009 y febrero del 2010. Hoy, el promedio de ocupación nacional ya supera los niveles del 2009, desde luego, y del 2008; estos resultados son posibles gracias al trabajo y a la entrega de muchos mexicanos, que como ustedes, viven del turismo y viven para el turismo”, dijo.

Calderón consideró que el gobierno ha llevado a cabo las acciones correctas para hacer de México “una marca de peso en el turismo internacional”.

Finalmente, invitó a los inversionistas y desarrolladores turísticos  a seguir trabajando para traer más inversión, infraestructura y empleo.