La Cámara de diputados de Bolivia, con el impulso de los parlamentarios oficialistas del movimiento al socialismo (Mas), aprobó un inédito acuerdo marco, de carácter indefinido, entre su país e Irán que normará los futuros planes, proyectos y convenios de cooperación en una serie de áreas, como hidrocarburos, minería y manufacturas.

El acuerdo -que también incluye poder normar los sectores de producción, industria, agricultura, infraestructura, agua, forestación y cultura, entre otros- contó, sin embargo, con el rechazo de oposición en la cámara. Esto, por la situación de derechos humanos de las mujeres en Irán.

La diputada Norma Piérola (PPB-CN) en su alocución expresó: “Aquella mujer que sufre además el delito de violación, es mandada a ahorcar o lapidar", agregando que Irán va contra la convención de los derechos internacionales de las mujeres, de acuerdo a larazon.com.

La base de la aprobación del acuerdo en la cámara de diputados -que debe pasar a la cámara senatorial- fue el acuerdo suscrito en septiembre de 2007 cuando el presidente de ese país, Mahmud Ahmadineyad, visitó por primera vez Bolivia para reunirse con su par Evo Morales.

El documento menciona el fortalecimiento y el diálogo político destinado a profundizar y diversificar las relaciones diplomáticas entre ambos países y establecer bases comunes que sirvan para la suscripción de futuros documentos bilaterales.

En diciembre de 2009, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió a los países latinoamericanos, en especial a Bolivia, Venezuela y Nicaragua, sobre “las consecuencias que puede tener para ellos” la creación de alianzas estratégicas con Irán, cuestionado por su programa de energía nuclear.

“Sólo puedo decir que se trataría de una muy mala idea”, dijo el ex presidente estadounidense, Bill Clinton, en una conferencia de prensa en el Departamento de Estado.