Buenos Aires. Legisladores argentinos dieron media sanción este miércoles a una ley que tiene por objeto proteger a los glaciares y que prohibiría la minería y la exploración de petróleo en los campos de hielo andinos del país.

La presidenta Cristina Fernández vetó una ley similar aprobada por el Congreso hace dos años, diciendo que podría amenazar el desarrollo económico en provincias andinas como San Juan, donde Barrick Gold está construyendo una mina en las montañas.

El proyecto de ley impone estándares para la protección de los glaciares y las áreas periglaciares alrededor e impone un sistema de penalidades por polución o daños a los campos de hielo.

Se espera que el Senado vote sobre esta ley más adelante en el mes, y Fernández ha dicho que ella no vetará el proyecto esta vez.

"(Estoy) muy contento. Esto fue una lucha muy dura, pero siento un profundo orgullo de que hayamos logrado sacar la ley de glaciares en Diputados (...) Creo que en el Senado se va a aprobar también", dijo Miguel Bonasso a Reuters tras la sesión en el Congreso, el diputado que promovió el proyecto de ley.

"Si la presidente cumple lo que dijo, esta vez no la vetará como lo hizo, el error grave en 2008", agregó Bonasso.

La ley fue debatida en la Cámara Baja del Congreso este miércoles, una semana después de que la sesión tuvo que ser abandonada porque demasiados legisladores estaban ausentes.

Legisladores inicialmente estaban en desacuerdo sobre los detalles de la ley, pero Bonasso -que abandonó el bloque gobernante luego del veto de 2008- y el senador Daniel Filmus alcanzaron un acuerdo para unir dos versiones de la propuesta con diferencias leves.

La ley de protección de glaciares vetada disparó preguntas respecto de la extensa mina en Pascua Lama, que se ubica en el límite de la frontera con Chile a unos 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

La compañía canadiense dijo que el proyecto no debería verse afectado si es aprobada la ley de glaciares, e indicó que el cuerpo minero de Pascua Lama no está bajo campos de hielo o glaciares.

Pero Bonasso no estuvo de acuerdo.

"Barrick está actuando en infracción porque su mina en Veladero está en un área periglaciar", dijo Bonasso.

Ambientalistas, quienes dicen que hay estudios e imágenes satelitales que muestran que el proyecto de Barrick está ubicado en un área glacial, criticaron el veto de Fernández a la ley original y la acusaron de proteger los intereses de las grandes empresas.