El presidente Rafael Correa mantiene en reserva los cambios en su gabinete pese a que había anunciado que al regresar del feriado de difuntos los daría a conocer.

En Carondelet el tema se maneja con hermetismo y se evita que la prensa indague sobre el tema.

Este lunes, Correa almorzó con el ex subsecretario de Estado Adjunto de EE.UU. para América Latina, Arturo Valenzuela, en reconocimiento a la labor que realizó el diplomático para mejorar las relaciones entre ese país y Ecuador.

Minutos antes, la coordinación de prensa del Palacio informó que no iban a permitir el ingreso de periodistas al acto, solo “cámaras”; porque el presidente había solicitado que no pregunten sobre los cambios en el gabinete.

El canciller Ricardo Patiño, quien participó de la cita, anticipó a los periodistas que no le pregunten sobre los cambios porque él no sabía.

Mientras, el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, acompañado del asambleísta oficialista Rolando Panchana, evitó dar declaraciones y apresuraron el paso hasta el despacho jurídico.

Sin embargo, se conoció que el ministerio Coordinador de la Política sufrirá el primer cambio. Su titular Doris Soliz podría ir al ministerio Coordinador de Inclusión Económica y Social, a reemplazar a Jeanette Sánchez, quien tomaría el lugar de Katiuska King, en el ministerio Coordinador de la Política Económica.

King presentó su dimisión irrevocable, señalando “ciertas diferencias”.

Los cambios también se estudian en las carteras de Salud y Relaciones Laborales.

El reemplazo confirmado es el de la ministra de la Producción, Nathalie Cely (ella va de embajadora a Estados Unidos), por Santiago León, quien dirige el Servicio Nacional de Aduana y enfrentará una denuncia por presunta defraudación aduanera en exportaciones realizadas a Venezuela, interpuesta ayer por el asambleísta del Movimiento Popular Democrático (MPD), Jorge Escala.

Correa estará este martes en Bogotá, junto a los presidentes Juan Manuel Santos (de Colombia), Ollanta Humala (Perú) y Evo Morales (Bolivia), en la reunión del Consejo Presidencial de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), de la que el Ecuador analiza su permanencia.

El próximo viernes estará en Píllaro (Tungurahua), en el gabinete itinerante y en el enlace sabatino.

El secretario de la Administración, Vinicio Alvarado, anticipó días atrás que Correa prepara un nuevo “norte” para la administración del Estado.

“De acuerdo a la perspectiva que tiene el presidente, vemos dónde empezamos a funcionar mejor en esta etapa, y qué ministros pueden ejercer determinada función con mayor eficiencia y quienes pueden cumplir nuevos objetivos. En algunos casos ocuparán nuevas carteras y, en otros, habrán nuevos funcionarios”, comentó.

Según fuentes de Carondelet, se busca iniciar con equipo “oxigenado” el 2012, pues se trata de un año electoral.

A finales de octubre, Correa pidió la renuncia a su equipo, conformado por ocho ministerios coordinadores, 21 ministerios de área y diez secretarías.