Al menos tres personas murieron y un número indeterminado resultaron heridas luego de que un camión ingresara a alta velocidad a una zona comercial en la capital de Suecia, Estocolmo. El primer ministro, Stefan Lovfen, dijo que todo indica que se trata de un "ataque terrorista".

En el lugar reina la confusión y el caos, según los primeros reportes. Un testigo citado por la agencia de noticias Reuters aseguró haber visto varios cadáveres cubiertos con mantas en el lugar donde ocurrió la tragedia.

El hecho ocurrió hacia las 15:00 horas UTC, cuando el camión se precipitó contra la esquina entre los almacenes Ahlens y la más concurrida calle de Estocolmo, la Drottninggatan. Testigos contaron que se veía humo saliendo de la escena y que la policía acudió rápidamente. Los helicópteros sobrevuelan el lugar y las ambulancias llegaron para socorrer a los heridos.

* Con información de DW y Xinhua.