Decenas de campesinos de un pueblo del departamento boliviano de Potosí (suroeste) mantienen retenidos a tres concejales para obligarlos a renunciar porque consideran que quieren perjudicar al alcalde y al Movimiento al Socialismo, el partido del presidente Evo Morales, informaron este miércoles medios locales.

Según un reporte de radio Erbol, los pobladores mantienen retenidos en instalaciones del Concejo Municipal a los ediles del municipio de Vitichi Juan Calderón, Justino Miranda y Leonarda Quispe, quien tiene consigo a su bebé de tres meses.

El dirigente del Comité Cívico de esa región, Grover Solano, ordenó que los concejales permanezcan vigilados por un grupo "de 20 a 30 personas".

"Con qué decisión quieren volver esos concejales, (sólo quieren) joder al alcalde, al instrumento político, a las organizaciones sociales, para luego entrar ellos como alcaldes, por eso sí o sí tienen que renunciar", dijo Solano, según el citado medio.

Los ediles retenidos contra su voluntad aseguraron que no dimitirán porque la ley les avala y añadieron que sus captores tampoco les han explicado el motivo por el que quieren que renuncien.