La Habana. Agricultores cubanos dueños de sus tierras y cooperativistas pidieron al Gobierno de Raúl Castro más autonomía y menos intermediarios para aumentar la producción, lo que reduciría el papel del Estado en el sector.

"Los delegados al X Congreso piden que se resuelvan las causas que están limitando el ejercicio de la autonomía de las cooperativas", dijeron.

Según las conclusiones de un congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños realizado este fin de semana y publicadas este lunes por la prensa oficial, los campesinos quieren vender directamente sus productos.

Desde que reemplazó hace más de dos años a su convaleciente hermano Fidel Castro en el poder, Raúl Castro tomó algunas medidas para estimular la producción de alimentos y reducir la dependencia de Cuba de las importaciones.

Los campesinos dueños de sus tierras y los cooperativas son el sector más eficiente y pieza clave en los esfuerzos de Castro.

Para estimular la producción, el ministro de Economía, Marino Murillo, prometió durante el congreso que en el futuro les permitirían comprar directamente los insumos antes entregados por el Estado.

De acuerdo con los documentos publicados este lunes, los campesinos reunidos el fin de semana en La Habana pidieron también que les permitan procesar parte de sus cosechas para vender productos con valor agregado.

Otras sugerencias incluyen la venta directa de frutas y verduras a centros turísticos y de ganado a los mataderos.

Los productores elogiaron la decisión de Raúl Castro de permitirles vender directamente la leche a las tiendas del Estado, elevando los precios y eliminando intermediarios.