Lima, Andina. La Comunidad Andina (CAN) afirmó este domingo en Lima que los reclamos de Ecuador, país que evalúa abandonar el bloque, están siendo atendidos y confía que una vez resueltos y con las lecciones aprendidas, se retome el camino de relanzamiento institucional.

Ecuador advirtió el 12 de octubre que se retiraría de la CAN antes de fin de año si el organismo no da solución concreta a los desequilibrios comerciales del bloque y a las barreras arancelarias impuestas por sus vecinos, que, dijo, perjudican su economía.

“Toda demanda de un país miembro de la Comunidad Andina nos preocupa hondamente y nos lleva a buscar alternativas de solución (…) Estas demandas están siendo atendidas con el espíritu integracionista que caracteriza nuestro bloque”, dijo el secretario general de la CAN, Adalid Contreras, a la agencia Andina.

Quito cuestionó esta semana la falta de efectividad del organismo para buscar alternativas al problema del transporte entre Ecuador y Colombia, que impidió el paso de transportistas de carga ecuatorianos.

Contreras señaló al respecto la inmediata reacción de Bogotá, que tiene la presidencia pro tempore del bloque, y señaló que ello permitió que este sábado un primer contingente de camiones ecuatorianos circulara por territorio colombiano, con la garantía del resguardo policial.

Precisó que para atender los reclamos de Ecuador, la Comisión de la CAN, que integran las autoridades de comercio exterior y otros ministerios relacionados a las demandas, evaluarán junto a las cancillerías las respuestas en el ámbito técnico.

La CAN la integran Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú. Venezuela se retiró en el 2006.

La advertencia de Ecuador dejar el bloque se produce cuando parecía haberse superado la crisis que generó la salida de Venezuela y la posterior tensión diplomática entre Bogotá y Quito por una operación militar colombiana en territorio ecuatoriano para destruir un campamento de las FARC, en 2008.

El secretario general subrayó que la CAN “está en proceso de superación de la crisis de institucionalidad” y que problemas como el suscitado por las demandas de Ecuador “nos lleva asumir trabajo constante de perfeccionamiento” del sistema de integración.

Sostuvo que dicho proceso conlleva temas no resueltos en la práctica, así como sensibilidades subsistentes, más allá de los acuerdos de principios y programáticos plasmados en la Agenda Estratégica Andina y en el Plan de Implementación.

“Por eso, no oculto mi esperanza que resolveremos pronto las demandas y, asumiendo las lecciones que sugiere, retomaremos con mayor celeridad el camino de relanzamiento institucional que hemos empezado a recorrer”, puntualizó.

La CAN está en un proceso de reingeniería para aplicar la nueva Agenda Estratégica Andina, que contiene principios y un listado de 11 áreas y 110 programas, en los que existe acuerdo los países andinos.

El bloque, cuyos presidentes se reunieron en Lima luego de cuatro años de crisis, en el marco de la investidura del presidente Ollanta Humala el 28 de julio pasado, apuesta a convertirse en un actor importante en el proceso de integración suramericana.