Caracas. El gobierno de Canarias pidió a España utilizar la "buena relación diplomática" que mantiene con Venezuela para lograr compensar las propiedades de sus ciudadanos que fueron nacionalizadas en el país sudamericano.

El presidente del gobierno canario, Paulino Rivero, en una breve visita privada a Venezuela, dijo que de las 117 propiedades expropiadas, sólo en 10 casos se han establecido mecanismos compensatorios.

"En mi última reunión (en Caracas) se canalizaron algunos de los asuntos y espero que el gobierno de España haga de esa buena relación diplomática, amistosa, política, que tiene con el gobierno venezolano y de esa relación (...) se imponga solamente una cosa, el sentido común", expresó Rivero.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha nacionalizado amplios sectores de la economía, y en los últimos 5 años, como parte de una reforma agraria, ha tomado el control de millones de hectáreas de manos privadas.

Asimismo, estatizó el año pasado la empresa de capital canario Agroisleña dedicada a la comercialización de productos agropecuarios.

"El gobierno de Canarias es respetuoso con las decisiones que soberanamente se adopten en Venezuela (...) pero cuando se presentan estas situaciones, hay unos mecanismos de indemnización y de compensación", agregó Rivero en unas declaraciones transmitidas por el canal privado Globovisión.

En el caso de las tierras expropiadas, Rivero explicó que ha sido muy duro para las familias que lograron poner a producir esas hectáreas y hoy tienen la incertidumbre si van a recibir una indemnización.

En sus casi 12 años en el poder, el mandatario socialista le ha declarado la guerra a lo que denomina latifundios en Venezuela, que afirma deberían ser tomados para el desarrollo rural.