Asunción. El cáncer linfático que afecta al presidente paraguayo Fernando Lugo está retrocediendo, dijo este viernes la ministra de Salud, Esperanza Martínez, al comentar el resultado de unos estudios a los que el mandatario se sometió en Brasil.

Lugo, quien no ha dejado de ejercer sus funciones de gobierno pese a la enfermedad, se encuentra en Sao Paulo para efectuarse su tercera sesión de quimioterapia en el tratamiento del linfoma no Hodking con afectación ósea que padece y para someterse a estudios que determinen si está mejorando.

Los nódulos "han desaparecido en todos los lugares donde fueron detectados y no hay lesiones nuevas. Es el mejor escenario", dijo Martínez en una rueda de prensa en la sede del Gobierno junto al ministro de Comunicaciones.

"Con la favorable respuesta que se tuvo, probablemente no va a haber cambios", en el tratamiento, que incluye otras tres sesiones de quimioterapia hasta diciembre, agregó la ministra.