El canciller Héctor Timerman afirmó que la "batalla contra el colonialismo del siglo XIX la tenemos que resolver con las herramientas del siglo XXI, que son las de forzar a Gran Bretaña y mostrarla ante el mundo como lo que es: una potencia colonial que se niega a resolver los conflictos en forma pacífica".

Al referirse a la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas, el ministro de Relaciones Exteriores destacó como logro que "hoy en el mundo se está hablando de la cuestión de Malvinas. Por primera vez en años, después de la guerra, hemos logrado instalar el tema Malvinas, porque se trata de un tema de colonialismo".

Timerman, en diálogo con el programa "678" que se emite por la Televisión Pública, aseguró que en el acto de homenaje a los caídos de la Guerra de Malvinas que se llevará a cabo en Ushuaia con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner "vamos a homenajear a nuestros caídos y a reafirmar nuestros derechos soberanos".

Y agregó: "Me parece bien honrar a los soldados caídos pero no tratando de hacer lo que están haciendo Clarín y La Nación, que es tratar de militarizar la cuestión. Porque muchos más años estuvimos tratando por vía diplomática y seguimos haciéndolo. En 85 países ya hay comités de apoyo a las negociaciones pacíficas entre Argentina y Gran Bretaña".

El canciller expresó que "el error de muchos es querer pensar que la Guerra de 1982 es lo que nos une a Malvinas", al tiempo que enfatizó que "en 1833 empezaron las protestas argentinas diplomáticas" y evocó la disputa diplomática a cargo del entonces embajador en Londres, Manuel Moreno.

"El hermano de Mariano Moreno era el representante en Londres y una vez le pidieron que no escribiera más protestas por Malvinas porque no las iban a contestar. Y él les dijo: `Yo escribo para dejar sentado ante la historia que las Malvinas son argentinas, y que no vamos a olvidarnos de este tema", concluyó.