Caracas. La canciller Delcy Rodríguez, aseguró este martes que su presencia en el XXVIII período del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tiene como principal propósito desmontar la manipulación mediática que sobre este tema se teje contra Venezuela.

"Expondremos nuestra política de promoción de Derechos Humanos. Desmontaremos las mentiras y manipulaciones que se ciernen en materia de Derechos Humanos sobre Venezuela para justificar arremetidas internacionales", sentenció la ministra a través de su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo criticó que sectores de la derecha nacional e internacional utilicen un asunto tan sensible como los derechos humanos para agredir el proceso bolivariano iniciado hace 16 años por el desaparecido líder Hugo Chávez y defendido en la actualidad por el presidente Nicolás Maduro.

En este sentido recordó que fue precisamente con la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999 que "Venezuela pudo contar con un sistema protector y promotor de los derechos humanos".

Por tal motivo durante su alocución en la sesión plenaria del XXVIII Consejo de la ONU, celebrado hoy en la ciudad suiza de Ginebra, la canciller resaltó que 64 por ciento del presupuesto del estado suramericano en el último decenio (US$623.508 millones) se ha destinado a la inversión social.

Lo cual ha permitido reducir la pobreza extrema hasta 5,4% en febrero de 2015 y fijar la meta de erradicar este flagelo para el 2019; así como disminuir los índices de desnutrición y desempleo.

Al tiempo que se han registrado importantes avances en materia educativa, salud pública, seguridad social, entre otros indicadores que han contribuido a convertir a Venezuela en el país de la región menos desigual.

"El gobierno venezolano y su presidente legítimo tienen mucho que mostrar al mundo sobre un sistema que garantiza y tutela los derechos humanos", apuntó Rodríguez en otro mensaje.

De igual modo, la titular de exteriores suramericana reiteró el compromiso y la voluntad del gobierno de Caracas de continuar sumando "todos nuestros esfuerzos (...) en hacer de estos espacios verdaderos espacios para la protección de los derechos humanos".

Aunque advirtió que los principios y propósitos contemplados en la Carta Internacional de Derechos Humanos deben ser respetados por todos los estados por igual.

"En nombre de los derechos humanos hemos podido ver cómo las políticas belicistas, que hoy pretenden expandirse por el mundo entero, desconocen la voluntad y los derechos humanos de la mayoría de los ciudadanos del mundo", lamentó.

Al respecto Rodríguez finalmente expresó que de ahí la necesidad de hacer valer estos acuerdos internacionales y sobre todo, "no politizar y hacer uso selectivo del nombre de los derechos humanos", lo que ha generado históricamente mayores violaciones de los derechos fundamentales de los pueblos del mundo.